Cómo usar conos de incienso

Escrito por shauna zamarripa | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar conos de incienso
Cuando enciendes conos de incienso el ambiente se impregna de un rico aroma. (NA/Photos.com/Getty Images)

Los conos de incienso emiten fragancias aromáticas penetrantes que se utilizan para mejorar el olor de una habitación en general o durante la meditación y la práctica del yoga. El cono de incienso es elaborado mediante una mezcla de polvo y aceites esenciales, lo que le da su rica textura y aroma. Sin embargo, su uso no es tan simple como encender una vela y dejar que se queme; hay algunos pasos adicionales e información vital que debes considerar a fin de lograr el mejor resultado cuando enciendes uno.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un encendedor o fósforos
  • Un quemador de incienso
  • Arroz, ceniza o arena

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Selecciona tu quemador de incienso. Los quemadores de bronce funcionan bien con los conos de incienso y vienen en una amplia variedad de formas, tamaños y diseños. Sin embargo, debes elegir tu quemador de bronce con cuidado. Asegúrate de que haya espacio suficiente para colocar el cono sin quemarte y de que sus lados sean lo suficientemente altos como para contener la ceniza del cono. Una buena regla práctica para comprobar el tamaño del quemador es verificar si tres de tus dedos caben en su base. Por supuesto, los quemadores de bronce no son las únicas opciones. También hay de madera y esteatita. Selecciona tu quemador según tu estilo y preferencia personal.

  2. 2

    Coloca una pequeña cantidad de arena, granos o arroz en la parte inferior del quemador. Distribúyelos en una capa uniforme para que el cono se apoye arriba en posición plana. Estos elementos ayudan a mejorar el flujo de aire en tu quemador y a conducir menos calor por su superficie o base.

  3. 3

    Enciende la punta del cono con fósforos o un encendedor. Deja que pasen 15 a 30 segundos y luego apaga la llama, soplándola o abanicándola con papel. El resultado será una espiral de humo flotando de la parte superior del cono a medida que comienza a quemarse. Coloca cuidadosamente este último en el quemador y colócale una tapa encima, si tuviera una. Deja que el incienso se queme por completo y emane un aroma rico hasta que estés satisfecho con el perfume en la habitación.

Consejos y advertencias

  • Si deseas apagar el cono antes de que se haya quemado por completo, dalo vuelta y frótalo en la ceniza o los granos sobre la base del quemador. Esto te permite utilizar el resto del cono posteriormente.
  • Espera por lo menos 30 minutos después de que el cono se haya quemado para vaciar el quemador y así evitarás quemarte las manos.
  • Nunca uses quemadores de bronce sobre superficies de madera. Estos conducen calor y pueden dañar la madera. En cambio, puedes utilizar quemadores de esteatita, ya que no actúan como conductores de calor.
  • Nunca quemes incienso cuando tienes algo directamente encima del quemador. El humo puede dañar y decolorar los elementos que se encuentren arriba.
  • Nunca dejes desatendido el cono de incienso encendido ya que podría provocarse un incendio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles