Cómo conservar melones y sandías

Escrito por angela lafollette Google | Traducido por valeria garcia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conservar melones y sandías
Preserva los melones y sandías correctamente para hacer que se conserven sabrosos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los melones y sandías requieren los mismos métodos de preservación. Las frutas deben conservarse en el congelador para ampliar su vida útil. Antes de que puedas almacenar estas frutas en el congelador, una solución de jarabe debe estar preparada. El jarabe ayuda a protegerlas de quemaduras de congelación. El jarabe preparado también protege el color, la textura y el sabor. Después de congelar los melones y sandías, descongélalos en el refrigerador cuando estás listo para disfrutar de las frutas frescas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 4 tazas de agua caliente
  • 1 taza de azúcar blanca
  • Cacerola
  • Cepillo
  • Cuchillo
  • Recipientes para congelador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Crear un jarabe de preservación media combinando 4 tazas de agua tibia con 1 taza de azúcar en una cacerola. Calienta la mezcla a fuego lento y revuelve hasta que el azúcar se disuelva. Enfría el jarabe preparado en el refrigerador.

  2. 2

    Lava el exterior de los melones en el chorro de agua fría. Frota la piel con un cepillo para eliminar residuos y suciedad.

  3. 3

    Corta la sandía o el melón por la mitad. Retira las semillas y corta la corteza de las frutas. Corta el melón en cubos, rodajas o bolas.

  4. 4

    Coloca la fruta en recipientes de congelador. Vierte el jarabe sobre las rodajas de melón o sandía para cubrirlos completamente. Deja 1/2 pulgada (1,2 centímetros) de espacio libre para permitir la expansión. Presiona la fruta en rodajas en el jarabe.

  5. 5

    Sella herméticamente los recipientes de congelador. Colócalos en el congelador y utiliza el producto dentro de 12 meses.

Consejos y advertencias

  • Si no puedes preparar una solución de jarabe, espolvorea 2 ¼ tazas de azúcar más sobre 5 libras (2,2 kilogramos) de rebanadas de sandía o melón. Mezcla la fruta para cubrirla con azúcar y luego colócala en los repicientes de congelador.
  • Almacena todos los melones entre 36 y 41 grados Fahrenheit (2 a 5 grados Celsius). Coloca el melón en el compartimiento para verduras del refrigerador para almacenarlo en alta humedad.
  • Guarda cualquier sandía a una temperatura de 55 grados Fahrenheit (12 grados Celsius) o a temperatura ambiente.
  • Las rebanadas de melón y sandía durarán hasta cuatro días en el refrigerador
  • Lava siempre cualquier fruta antes de rebanar y consumir para eliminar bacterias dañinas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles