Cómo convertirte en el macho alfa

Escrito por ehow contributor | Traducido por silvina ramos
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo convertirte en el macho alfa
No ser el macho alfa puede causar problemas.

Los perros son animales muy sociales. Para poder convivir hace falta un poco de estructura. Cuando tu perro ingresa al hogar necesitas desarrollar con él una relación en la cual el perro entienda que tú estás al mando. Al líder del hogar usualmente se le denomina como macho alfa.

Convertirte en el macho alfa no se logra con gran cantidad de fuerza e intimidación. En cambio, debes controlar las actividades que son importantes para tu perro. En este artículo se desarrollarán cuatro pasos que puedes seguir para convertirte en el macho alfa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Comprender el comportamiento canino

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo ser el macho alfa

  1. 1

    Son cuatro los pasos que hay que seguir para convertirse en el macho alfa, estos son: 1. Controlar los juegos que juegas con tu perro. 2. Controlar la comida y los horarios de comida. 3. Controlar los lugares donde dormir. 4. Controlar el contacto social entre tú y tu perro.

  2. 2

    El entrenador inglés John Rogerson, quien es un gran entrenador de perros, afirma que si quieres controlar a tu perro debes controlar los juegos. Efectivamente, él tiene razón. Los perros rápidamente adiestran a los dueños cuando aprenden cómo robar cosas. Los perros aman robar un par de medias y ver que sus dueños los persiguen por toda la casa.

    Cuando juegues con tu perro asegúrate siempre de estar al mando. Si juegas al tira y afloje, siempre asegúrate de ganar. No dejes que tu perro te quite el juguete.

    Si a tu perro le gusta robar medias, ten al perro dentro de la casa con una correa puesta. De esta forma cuando roba unas medias y sale corriendo, lo único que tienes que hacer es pararte sobre la correa y dar por terminado el juego.

  3. 3

    Alimenta a tu perro una o dos veces al día. Haz que tu perro se siente quieto un rato para darle la comida. De esta forma comunicas que estás al mando de la comida y del horario de comida.

  4. 4

    Puedes dejar a tu perro estar arriba del sillón o de la cama, pero tu perro tiene que entender que tú tienes el control del lugar donde va a dormir. Si tu perro está sobre el sillón y le mencionas el comando "bájate", tu perro debería bajarse inmediatamente del sillón.

    Si no lo hace, tu perro deberá perder el privilegio de subirse arriba de los muebles.

  5. 5

    Controla el contacto social entre tú y tu perro. Muchos perros golpean con sus patas a los dueños o ladran para llamar la atención. Si tu perro hace esto, haz que tu perro cumpla un comando rápido como "siéntate" o "abajo". De esta forma tú estarás controlando el contacto social.

Consejos y advertencias

  • Todos en la casa pueden contribuir en la realización de estos pasos.
  • Si cumples estos pasos al pie de la letra, te será más fácil convertirte en el macho alfa.
  • Usar fuerza e intimidación pueden provocar un comportamiento agresivo.
  • Siempre supervisa a los niños cuando estén cerca del perro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles