Cómo crear una fuente de arena para un acuario

Escrito por sheharyar khan | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear una fuente de arena para un acuario
Dale un toque a tu acuario añadiéndole una fuente de arena. (Aquarium image by crossgolfing from Fotolia.com)

Una fuente de arena también es conocida como una cascada bajo el agua, ya que otorga la ilusión de agua cayendo dentro del acuario, en lugar de arena. Se construye una pared artificial por delante de la parte posterior del acuario y se coloca un tubo de plástico en la brecha. Debe aplicarse presión de agua en la parte inferior del tubo para hacer que la arena viaje por éste a través de la corriente de agua, caiga por la superficie de la pared artificial y vuelva a ingresar al tubo a través de una abertura que hay debajo. Esta sencilla circulación de arena logra un efecto de cascada cuando se mira desde afuera.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Rocas cerámicas/artificiales
  • Arena fina
  • Una manguera plástica/tubo de PVC
  • Plantas acuáticas artificiales
  • Un recipiente inclinado
  • Una bomba sumergible de 40 galones por hora (2,5 litros/minuto)
  • Un difusor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vacía el acuario. Construye la pared artificial para la cascada de modo que sea tan alta como el acuario, utilizando una losa cerámica o comprando roca artificial. La pared debe tener el ancho suficiente como para esconder la manguera plástica y el difusor.

  2. 2

    Haz un corte horizontal en la mitad de la pared, a unas 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de la parte superior, para que la arena caiga. Realiza otro corte 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de la parte inferior para que la arena vuelva a ingresar al tubo. Éste último corte debe ser inclinado, para que la arena se deslice. Coloca la pared contra la pared posterior del acuario dejando sólo el espacio suficiente para que quepa la manguera a lo largo. El espacio mínimo fuerza a la arena a moverse hacia arriba del tubo, en lugar de asentarse en el fondo.

  3. 3

    Coloca un tubo en la brecha. Una manguera plástica es preferible a un tubo de PVC, ya que ésta es flexible y puedes maniobrar los ángulos de emplazamiento. La longitud debe ser igual a la de la pared cerámica. Haz que las aberturas del tubo estén exactamente en las aberturas de la pared, ésto es, 2 a 3 pulgadas (5 a 7,5 cm) de las partes superior e inferior.

  4. 4

    Sumerge la bomba completamente en el agua y colócala detrás de la pared y expuesta a la parte inferior del tubo. Coloca el difusor entre la bomba y la abertura inferior del tubo, para que se formen burbujas una vez que comienza la circulación. Coloca un recipiente inclinado por delante de la abertura inferior de la pared para que pueda atrapar la arena y enviarla de nuevo al interior del tubo.

  5. 5

    Llena el acuario con agua. Desde la parte superior del tubo, vierte arena fina y observa su circulación. La arena debe moverse por fuera de la apertura superior de la pared y viajar hacia abajo, hacia el orificio inferior. Las burbujas deben formarse en la parte de abajo del tubo, y son las encargadas de llevar la arena hacia arriba nuevamente. La arena necesita ser lo suficientemente fina como para moverse hacia arriba con la presión del aire, pero no tan fina que se vuele del acuario. Para tener la ilusión de cascada perfecta, experimenta con distintos tamaños de grano de arena. Finalmente, cubre la cascada con plantas acuáticas artificiales que se integren con el ambiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles