Cómo cuidar la planta de Tomillo en interiores

Escrito por kimberly johnson | Traducido por anibal julian barbosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar la planta de Tomillo en interiores
El tomillo crece bien en macetas. (John Foxx/Stockbyte/Getty Images)

El tomillo es una hierba versátil que crece bien tanto en exteriores como en interiores en macetas. Normalmente es un arbusto de tamaño medio, pero sigue siendo mucho mas pequeño cuando se planta en una maceta. Las hojas delgadas que crecen a partir de los tallos leñosos son muy aromáticas y se utilizan en una variedad de platos de comida. Cuando cuidas de una planta de tomillo en interiores, trata en la medida de lo posible de mantener las condiciones óptimas de crecimiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Luces de crecimiento (opcional)
  • Maceta con agujeros de drenaje
  • Plato
  • Agua
  • Termómetro
  • Jarra de leche vacía
  • Fertilizante líquido equilibrado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la planta de tomillo en un lugar que reciba pleno sol durante por lo menos cuatro a seis horas al día, como por ejemplo cerca de una ventana. Si no hay ninguna ventana disponible, compra de luces de crecimiento y colócalas posicionándolas, al menos de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) sobre las plantas de tomillo.

  2. 2

    Levanta la maceta donde el tomillo está plantado y asegúrate de que haya agujeros de drenaje en la parte inferior de la misma. Si no hay agujeros de drenaje en la maceta, replanta la planta de tomillo en otra maceta con agujeros. Pon la maceta sobre un plato para atrapar el exceso de agua de que se escurre.

  3. 3

    Riega la planta de tomillo sólo cuando veas que haya 1 pulgada (2,5 cm) de tierra en la maceta que sientas seca al tacto. Aplica agua hasta que salga por abajo de la maceta.

  4. 4

    Gira la maceta de tomillo 1/2 vuelta cada dos o tres días para evitar que la planta se incline hacia la fuente de luz o del sol.

  5. 5

    Coloca un termómetro junto a la olla y asegúrate de que la ubicación mantenga una temperatura de entre 60 y 75 F (16 y 24 grados centígrados) para un crecimiento óptimo.

  6. 6

    Llena una jarra de leche vacía con fertilizante líquido equilibrado para plantas con la cantidad indicada en la botella para una sola planta. Añade el doble de la cantidad de agua recomendada en la botella para diluirla. Vierte la mitad de la mezcla en la maceta y guarda el resto. Repite la aplicación de fertilizantes, una vez al mes desde la primavera hasta mediados del otoño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles