Hogar

Cómo cultivar ficus benjamina, ficus llorón o higo llorón

Escrito por diane dilov-schultheis

Ficus benjamina (Ficus llorón” y/o “Higo llorón) es el árbol de interior más común. Es la mejor opción para un espacio cerrado porque soporta situaciones de crecimiento inapropiadas. Esta planta es una de las que crecen más rápidamente y con mayor gracia en un interior. Puede alcanzar una altura desde algunos pies hasta 100. Se adaptará a la altura que tenga libre y puede podarse y formarse fácilmente. Sus hojas verdes brillantes y llamativas son bonitas de ver y las ramas pueden crecer con distintas formas decorativas incluso trenzadas y tejidas. Esta planta no es sólo una hermosa decoración en cualquier lugar cerrado, sino que además es un estupendo filtro para los contaminantes del aire interiores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Compra tu ficus benjamina. Puedes conseguirlo de alturas de entre 3 y 6 pies. Hay distintas especies disponibles. Elige la que más te guste.

  2. 2

    Consigue la tierra correcta y un contenedor. El tamaño de este último (y la altura del techo) serán la altura máxima posible de crecimiento. Sólo la cambiarás de maceta cuando la primera sea pequeña para el tamaño que tenga la planta. Si quieres que se mantenga pequeña, no tienes que trasplantarla. Si quieres que crezca más, mantén la tierra en buenas condiciones. La ficus benjamina no es una planta exigente y crece bien en todo tipo de suelo, mientras este sea grueso y drene adecuadamente. El mejor momento para plantarla es al final del invierno o a principios de primavera. Puedes fertilizarla con abono líquido común para plantas de hogar cada mes durante la primavera y el verano, o al menos un mes si y otro no.

  3. 3

    Busca una buena ubicación para tu ficus. Coloca a tu planta donde reciba luz solar indirecta. La temperatura debería ser menor de 65 grados por la noche y debería estar por encima de los 85 durante el día. Asegúrate de que no haya corrientes de aire en la zona. Las hojas son susceptibles a la luz y tenderán a secarse cuando la cambias de lugar, pero crecerán hojas nuevas en su lugar.

  4. 4

    Riégala correctamente. Déjala que se seque un poco antes de regarla abundantemente durante la primavera y el verano. En otoño e invierno provéela del agua necesaria para que no se seque. No permitas que la tierra quede mojada o que se inunde.

  5. 5

    Poda y dale una dirección a tu planta. Puedes trenzar y tejer los tallos nuevos flexibles y darles diferentes formas. Si lo haces, asegúrate de ir girándola para que estos se desarrollen de forma pareja. El trenzado será esencial para mantener la altura y la forma de tu ficus. Puedes podarla bastante sin dañarla.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media