Cómo cultivar gardenias en macetas

Escrito por jonae fredericks Google | Traducido por mila guevarian
Cómo cultivar gardenias en macetas

El cultivo de la gardenia es bastante sencillo, pero requiere cuidados específicos.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Originaria de Asia, la gardenia (Gardenia augusta) puede alcanzar de 6 a 8 pies (1,8 a 2,4 m) de altura, incluso cuando es cultivada en macetas. El follaje de color verde oscuro que acompaña a las grandes flores blancas realza aún más su espectacular porte. Algo frágil, la gardenia prefiere las temperaturas de exterior de las zonas del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) que van de la 8 a la 11. Si vives fuera de estas zonas climáticas, tendrás que cultivar tus gardenias en el interior. El cultivo de estas plantas en macetas es bastante sencillo, siempre y cuando utilices un contenedor del tamaño adecuado y un medio de cultivo ácido.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Maceta
  • Tierra ácida para macetas
  • Guantes de jardinería
  • Gardenia
  • Agua
  • Lámpara para crecimiento
  • Fertilizante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige una maceta que tenga el tamaño adecuado para tu gardenia, ya que esto será algo esencial para su salud. Le irá bien una maceta que sea como mínimo 4 pulgadas (10 cm) más ancha y 6 pulgadas (15 cm) más profunda que su cepellón. Recuerda que la maceta debe disponer de agujeros de drenaje y de un plato de goteo.

  2. 2

    Llena 3/4 de la maceta con tierra ácida. Las gardenias prosperan en condiciones ácidas; un medio de cultivo elaborado con 2 partes de tierra para macetas, 2 partes de arena gruesa, 2 partes de musgo de turba, 1 parte de mantillo de hoja y 1/3 de compost, creará un ambiente saludable para esta plantas acidófila.

  3. 3

    Ponte los guantes, abre con las manos un agujero en la tierra de la maceta y pon dentro tu gardenia. Da suaves golpecitos sobre la tierra de alrededor del tallo principal para eliminar las bolsas de aire.

  4. 4

    Riega la gardenia con regularidad; lo ideal es cada dos días. Empapa la tierra durante el riego y deja que el agua salga por los agujeros de drenaje una vez que la haya atravesado. Deja secar la tierra antes del siguiente riego.

  5. 5

    Coloca la gardenia en una ventana donde pueda recibir gran cantidad de luz solar indirecta. Si no dispones de ninguna ventana donde alojar tu gardenia, sitúala bajo una lámpara de crecimiento de 8 a 12 horas al día.

  6. 6

    Poda las hojas y los tallos muertos de la gardenia cuando sea necesario. Nutre la planta con un fertilizante soluble en agua. Aplícalo siguiendo las instrucciones que aparezcan en la etiqueta.

Consejos y advertencias

  • Trasplanta la gardenia cuando las raíces comiencen a ser demasiado grandes para la maceta. Sabrás que ha llegado el momento de trasplantarla cuando veas que las raíces salen por los agujeros de drenaje de la maceta o cuando la tierra comience a secarse mas rápidamente de lo habitual.
  • No riegues las gardenias en exceso. Si el agua se quedara estancada en la maceta, podría provocar la pudrición de la raíz, una enfermedad que conduciría a la muerte de la planta.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media