Cómo curar con peróxido a las plantas de interiores enfermas

Escrito por kimberly johnson | Traducido por enrique pereira vivas
Cómo curar con peróxido a las plantas de interiores enfermas

El peróxido de hidrógeno mata los hongos y detiene la pudrición de la raíz.

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Una de las principales enfermedades que afectan a las plantas de interiores es el hongo, que es a menudo un síntoma de pudrición de la raíz causada por un riego excesivo. Una vez que el hongo se desarrolla en el suelo y en las raíces, se extiende por todo el sustrato y es difícil de controlar. Una solución eficaz para el tratamiento de plantas enfermas es la aplicación de una mezcla diluida de peróxido de hidrógeno. Este tiene una doble función, proporciona oxígeno adicional a las raíces y destruye los patógenos del suelo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Peróxido de hidrógeno al 35 por ciento
  • Agua
  • Una jarra o un jarro de leche vacío
  • Una cuchara
  • Una maceta de plástico del vivero
  • Una botella con atomizador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una jarra o un recipiente limpio de leche vacío con 2 onzas (59 ml) de peróxido de hidrógeno. Si estás tratando una planta hidropónica o una vegetación comestible, sustituye con peróxido de hidrógeno de calidad alimenticia en el mismo porcentaje.

  2. 2

    Agrega 1 galón (3,7 lts) de agua tibia a una jarra o a una botella y mezcla bien los dos ingredientes. Si usaste una jarra, revuelve con una cuchara y mézclalo volviendo a colocar la tapa y agitándola durante 30 segundos.

  3. 3

    Mueve la planta hacia el aire libre o al lavabo y mira el fondo de la olla para asegurarte de que los agujeros de drenaje estén presentes. Si es necesario, retira la planta y colócala en una maceta temporal de plástico del vivero con agujeros de drenaje.

  4. 4

    Vierte la mezcla de peróxido de hidrógeno diluido a través de la parte superior de la tierra lentamente para empaparla y continúa vertiendo hasta que comience a drenar desde el fondo de la olla.

  5. 5

    Vierte la solución restante en una botella de spray y rocía uniformemente sobre todas las porciones superiores de las hojas y del tallo.

  6. 6

    Deja la planta al aire libre o en el fregadero hasta que no haya más agua fluyendo desde la parte inferior.

  7. 7

    Repite el proceso una vez que el suelo se seque en la maceta y, posteriormente, hasta que no se puedan ver signos de enfermedad o putrefacción.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media