Estilo

Cómo darle un masaje sensual a un hombre

Escrito por louise balle | Traducido por ehow contributor

Después de un día largo y duro, es una buena idea sorprender a tu hombre con un masaje sensual. No hay una técnica para dar un buen masaje. Lo más importante es recordar que tienes que estar atenta a la respuesta de la otra persona con tus acciones. Si responde positivamente, con un suspiro de alivio, sabes que estás haciendo un buen trabajo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Reúne una gran variedad de aceites perfumados que le puedan gustar a tu hombre. Algunas opciones populares son los de almendra, jojoba, menta, canela, nuez con miel, lavanda y coco. La manteca de cacao también es un buen lubricante para masajes si se combina con otro aceite. También puedes comprar un paquete de aceites para masajes (mira en la sección "Recursos").

  2. 2

    Haz que su hombre huela cada aceite para saber cuál le parece más agradable y relajante. Pregúntale en dónde siente más tensión.

  3. 3

    Ilumina con algunas velas alrededor de la cama, sofá o mesa de masaje. Colócalas en donde sea más cómodo para él. Apaga las luces. Pon a tu hombre boca abajo primero. Colócate encima de su espalda, y dale un suave beso en la parte posterior del cuello.

  4. 4

    Comienza vertiendo el aceite por la espalda. No uses demasiado. Luego, distribuye el aceite ligeramente con los dedos. Aplica presión (tanto como pueda soportar) con los pulgares hacia interior de sus omóplatos, trabajando con un pequeño movimiento circular. Al mismo tiempo, utiliza el resto de los dedos para aplicar una ligera presión en la parte superior de los hombros.

  5. 5

    Desplázate hacia abajo sobre la espalda aplicando presión directa con los pulgares hacia el interior. Deja que tus dedos masajeen en el resto.

  6. 6

    Pasa a la parte superior de la espalda (manteniendo tus manos en la espalda en todo momento). Usa tus pulgares de nuevo para dar masajes en la espalda superior y en la parte de atrás de su cuello con un movimiento circular. Trabaja alternando una presión fuerte y otra suave. Presta atención con respecto a las respuestas sobre la cantidad de presión que estás aplicando.

  7. 7

    Muévete un poco hacia la derecha. Use ambas manos para comenzar a masajear su bíceps y el antebrazo con los dedos y los pulgares. Sigue con los movimientos hasta las manos. Usa tus pulgares para masajear sus manos. Haz lo mismo con el otro brazo.

  8. 8

    Dalo vuelta. Míralo a los ojos con cariño. Comienza el proceso nuevamente, centrándote en su parte superior. Asegúrate de agregar más aceite. Presiona un poco más con los pulgares en donde sientas tensión.

  9. 9

    Vierte un poco más de aceite en las piernas y en los muslos. Toma cada parte inferior del muslo con cada mano. Comenzar a trabajar con los dedos y los pulgares hacia afuera y luego hacia adentro hasta llegar a los pies. Sujeta sus pies con tus pulgares y levanta los dedos. Empezar a empujar los pulgares hacia dentro (no demasiado) en la punta de los pies, que es un punto clave de presión en el cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de limpiar la habitación y hacer que huela fresca antes de dar tu masaje. El desorden podría darle más estrés, mientras que una habitación limpia lo ayudará a relajarse.
  • Trata de no romper nunca el contacto con su cuerpo mientras que estás haciendo el masaje. Esto te ayudará a construir una conexión física entre los dos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media