Estilo

Como decolorar el cabello sin dañarlo

Escrito por shailynn krow Google | Traducido por enrique pereira vivas
Como decolorar el cabello sin dañarlo

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Las rubias realmente se divierten más, pero no todas son rubias naturales. En lugar de gastar el dinero para tener un blanqueado profesional en tu cabello, puedes blanquearlo con seguridad y eficacia a un tono rubio en tu casa. Un blanqueamiento en casa puede hacerse con seguridad, pero para evitar que el pelo quede de color naranja, muy rizado y excesivamente dañado, primero tienes que llegar a lo básico. La clave para prevenir que un pelo quede muy rizado y dañado es protegerlo antes, durante y después del blanqueo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Acondicionador profundo
  • Juego de blanqueamiento
  • Champú y acondicionador
  • Gorro de ducha de plástico
  • Tóner

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara el cabello mediante la realización de tratamientos de acondicionamiento profundo una vez a la semana durante un mes antes de la decoloración, cuanto antes lo empieces, más protegido estará tu cabello.

  2. 2

    Recoge un kit de blanqueamiento en una tienda de productos de belleza local. Comprueba la parte posterior de la caja para ver la cuadrícula que muestra el color natural del cabello y selecciona un kit que sea adecuado para tu tono natural. Si no estás segura acerca de cuál kit de blanqueamiento funciona con tu tono, consúltale a un profesional en lugar de arriesgarte a tener un blanqueado excesivo. Trata de encontrar el kit de blanqueamiento más suave para tu tipo de cabello. También, sé realista el pelo negro no se transformará en color platino, así que no compres un kit que no sea seguro para tu color de pelo natural. El kit de blanqueamiento que selecciones no debe ser superior a 20 volúmenes, especialmente si estás blanqueando tu cabello desde la raíz hasta la punta.

  3. 3

    Lava y acondiciona tu cabello el día que elijas decolorarlo. No utilices productos de peluquería, y sécalo completamente. Debes usar una camisa vieja y andrajosa que no pienses utilizar en público nuevamente, ya que cualquier gota que se derrame arruinará la tela y el color.

  4. 4

    Usa los guantes suministrados en el kit y mezcla el revelador y el aclarador de acuerdo a las instrucciones del producto.

  5. 5

    Aplícate el blanqueador levantando pequeñas secciones de cabello a la vez. Satura completamente cada sección antes de pasar a la siguiente, y asegúrate de que has aplicado el blanqueador de la raíz a la punta de manera uniforme. Mucho es mejor que poco; las manchas se producirán cuando el cabello no se tiñe de manera uniforme.

  6. 6

    Cúbrete la cabeza con un gorro de ducha de plástico. Ahora es tiempo de esperar. Siéntate en una silla, en lugar de hacerlo en el sofá para evitar el riesgo de que le caiga blanqueador encima. Espera el tiempo que se indica en el kit de blanqueamiento, pero revisa tu pelo cada 10 minutos para asegurarte de que se está desarrollando.

  7. 7

    Prueba algunos mechones de cabello durante el proceso de desarrollo levantándote el gorro y enjugándote el blanqueador con una toalla húmeda. Un pelo muy rubio debe ser de color amarillo pálido durante el proceso mientras que un cabello oscuro natural debe verse amarillo-naranja, antes de ser enjuagado y tonificado. Si la sombra es la correcta, quítate el gorro y enjuágate bien el cabello. Si no, deja que el blanqueador se desarrolle más. No te decolores el cabello hasta que se vuelva blanco, porque minutos antes de que el pelo comience a desintegrarse, se vuelve blanco.

  8. 8

    Aplícate un tóner color violeta durante el enjuague para obtener un color rubio platino, un tóner de color rojo para un rubio fresa y un tóner de oro para rubio dorado.

  9. 9

    Acondiciona tu pelo de manera profunda inmediatamente después del blanqueo para ayudar a proteger el cabello del golpe del secado o al estilizarlo.

Consejos y advertencias

  • Pon a prueba tu cabello antes de decolorarlo. Después de la ducha, tira de una sola hebra de cabello húmedo. Estira el pelo lo más que puedas. Si el pelo se recupera y se extiende con facilidad, tu cabello está apto para blanquearlo. Un pelo que se rompe o que parece frágil no es ideal para el blanqueo, ya que los efectos nocivos del cloro sólo harán que el cabello se quiebre con más facilidad.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media