Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar

Escrito por jessica begum | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
Un viejo carro de metal se convierte en una mesa auxiliar. (Jessica Begum)

¿Tienes un antiguo carro de metal abandonado en tu garaje? No lo tires ya que puedes transformarlo en una fabulosa mesa auxiliar para exteriores. Es fácil de hacer y puedes añadirle un toque de color a cualquier espacio del exterior de tu hogar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 latas de pintura de exteriores de colores para metales
  • Un removedor de óxido (si el carro está muy oxidado)
  • Una lijadora eléctrica
  • Un papel de lija de grano mediano (120)
  • Una cinta de enmascarar
  • Un plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    No deseches un viejo carro de metal como este. Obsérvalo nuevamente ya que puede convertirse en una mesa auxiliar divertida para exteriores, con solo unos elementos simples que puedes hallar en una ferretería y un poco de trabajo. Si no tienes una lijadora eléctrica, considera alquilar una. Lijar el metal a mano no es recomendable por el tiempo y la cantidad de trabajo necesarios.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Antes: el carro de metal. (Jessica Begum)
  2. 2

    Comienza quitando las ruedas del carro, en caso de ser posible, y saca todos los estantes para lijarlos por separado. En este ejemplo, se quitaron las puertas y se desecharon. Si tu carro tiene mucho óxido, puedes eliminarlo con un removedor, siguiendo las instrucciones del envase. En caso contrario, este desaparecerá con el lijado. Lija toda la superficie con una lijadora eléctrica. Debes usar una máscara facial, gafas de seguridad y asegurarte de realizar este trabajo en exteriores. Hazlo con movimientos circulares durante varios minutos.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Lija el carro con una lijadora eléctrica. (Jessica Begum)
  3. 3

    Para lijar totalmente este carro, incluyendo los estantes, fue necesaria una hora de trabajo constante. No es necesario quitar toda la pintura. De hecho el resultado final quedará manchado. En algunos lugares se podrá apreciar el imprimador y en otros aparecerá el metal desnudo. Lo único que importa es que elimines el brillo de la pintura original.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Lija hasta que el brillo de la pintura original haya desaparecido. (Jessica Begum)
  4. 4

    Limpia el carro con un paño húmedo y espera a que se seque. Luego, debes proteger las superficies que no deseas pintar. Este carro en particular tenía una parte superior con vinilo que valía la pena preservar. Para hacerlo, simplemente se debe cortar un plástico que tenga media pulgada (1,3 cm) menos que la superficie total y adherir los bordes, alineando cuidadosamente el borde de la cinta de enmascarar con el borde del carro. Usa pequeños trozos de cinta en las esquinas redondeadas y recórtalos con una tijera, en caso de ser necesario. Si el carro todavía tiene las ruedas, debes cubrirlas con plástico y asegurarlo con cinta.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Protege las supericies que no vas a pintar. (Jessica Begum)
  5. 5

    En una superficie protegida en el exterior de tu hogar comienza a rociar el carro con pasadas largas y uniformes de pintura. Comienza con una capa ligera y espera que se seque durante al menos una hora. Luego, da vuelta el carro y aplica la pintura en el lado posterior. Espera a que se seque. La primera mano lucirá manchada. Repite el proceso tres veces. Si estás pintando tu carro con una tonalidad similar a la del ejemplo, espera a que se seque durante toda la noche antes de continuar con el siguiente paso.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Pinta tres capas ligeras. (Jessica Begum)
  6. 6

    El interior de este carro es de un color diferente, por lo que fue necesario cubrir con plástico todo el exterior que se pintó recientemente (para evitar rociarlo con otro color) y sellarlo con cinta de enmascarar. Una vez que lo hayas hecho, realiza el mismo procedimiento que hiciste anteriormente y aplica tres capas de pintura. Quita la cinta y el plástico antes de ponerlo a secar. Esto evitará que la pintura se descascare cuando se seque.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Cubre el exterior con plástico y cinta. (Jessica Begum)
  7. 7

    Antes de poner los estantes y las ruedas nuevamente en tu carro, espera a que la pintura se seque durante una semana en un lugar protegido, como el garaje. Luego, vuelve a armar los estantes y las ruedas y tu carro estará listo para usar.

    Antes y después: convertir un carro de metal en una mesa auxiliar
    Espera a que se seque durante una semana antes de darle un uso continuo. (Jessica Begum)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles