Cómo aplicar laca negra en una mesa

Escrito por mackenzie wright | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aplicar laca negra en una mesa
La preparación es la clave para una mesa con laca negra lustrosa. (decorative pot on a black table image by Florin Capilnean from Fotolia.com)

La pintura de laca negra le da a una mesa un color negro brillante y altamente pulido que hace que luzca elegante y con clase. Una mesa ratona, mesa de apoyo o mesa para cenar con laca negra puede dar un aire de formalidad y drama a cualquier ambiente moderno. La laca requiere un poco más de esfuerzo que cualquier otro trabajo de pintura de mueble promedio, pero si se lo hace con cuidado, el resultado final te impresionará a ti y a tus invitados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un destornillador
  • Trapos
  • Removedor de pintura o barniz
  • Un raspador de plástico
  • Papel de lija pesado de grano 60
  • Un paño de felpa
  • Un detergente para vajilla
  • Agua
  • Trapos
  • Pasta para relleno de grano
  • Papel de lija liviano de grano 150
  • Laca con sellador mezclado
  • Diluyente de laca
  • Un aerosol de pintura sin aire o un pincel suave de cerda natural
  • Papel de lija muy liviano de grano 220
  • Cera líquida
  • Trapos suaves

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Desatornilla las patas de la mesa, si son desmontables, y trabaja en cada parte individualmente. Lleva la mesa afuera o dentro de un garaje o lugar de trabajo bien ventilado. Protege tu área de trabajo con trapos.

  2. 2

    Utiliza el removedor químico apropiado para quitar las capas previas de pintura o barniz. Sigue las instrucciones del fabricante para su uso.

  3. 3

    Frota los trazos de pintura o barniz remanentes con un papel de lija grueso o lana de acero. Agrega una cucharada de detergente para vajilla a un galón (3,78 l) de agua caliente y lava la mesa completamente. Deja que se seque completamente.

  4. 4

    Lija la mesa completamente con un papel de lija fino. Limpia el polvo con un paño de felpa, luego limpia la superficie con un trapo húmedo.

  5. 5

    Rellena el grano de la madera, si es necesario, utilizando un relleno de grano lo más cercano al color de tu mesa de madera. Aplica el material siguiendo las instrucciones del fabricante y trabajando por toda la mesa con un trapo. Quita el exceso de pasta con un raspador de plástico siguiendo la dirección del grano de la madera.

  6. 6

    Lija suavemente la mesa, yendo en la dirección del grano. Limpia el polvo con un paño de felpa y luego con un trapo húmedo. Aplica una capa base de laca con un aerosol de pintura o un pincel y deja que se seque.

    Aplicación en aerosol

  1. 1

    Mezcla laca con un diluyente para laca según la cantidad recomendada por el fabricante para la aplicación en aerosol.

  2. 2

    Coloca laca en el aerosol de pintura sin aire. Otra alternativa es que compres laca negra en lata. Bate bien la misma.

  3. 3

    Sostén el aerosol o lata a aproximadamente 8 pulgadas (20 cm) de la superficie y rocía una capa pareja y liviana. Rocía primero las esquinas internas, luego aplica granes tramos en aerosol por las superficies planas. Deja que la capa se seque.

    Aplicación con pincel

  1. 1

    Mezcla laca con diluyente para laca según la cantidad recomendada por el fabricante para aplicación en pincel.

  2. 2

    Pincela una capa fina. Aplica la laca yendo en la dirección del grano de la madera, utilizando un pincel de cerda natural. Trabaja rápidamente, ya que la laca se seca rápidamente. Evita dejar pinceladas del pincel.

  3. 3

    Deja que la capa se seque completamente.

    Acabado

  1. 1

    Lija suavemente la superficie, con un papel de lija de grano fino. Limpia la superficie con un paño de felpa y luego con un trapo húmedo. Deja que se seque.

  2. 2

    Repite el proceso: aplica la laca, seca, lija, limpia y seca. Sigue este proceso para darle a la mesa dos a cuatro capas más.

  3. 3

    Aplica una cantidad pequeña de cera líquida y pule bien el acabado. Luego pule con un paño suave.

Consejos y advertencias

  • Si nunca has trabajado con laca, perfecciona la técnica antes de comenzar con tu mesa. Consigue algún trozo de madera, preferentemente del mismo tipo que el de tu mesa y practica aplicando laca sobre el mismo hasta que sientas que estás creando una capa perfecta y pareja.
  • Si tu mesa está hecha de plástico, metal u otro material no poroso, es mejor evitar la laca real y utilizar una pintura de acabado falso de laca aplicando una pintura acrílica transparente y un sellador brillante.
  • Siempre sigue las instrucciones de seguridad del fabricante cuando manipules químicos.
  • Siempre trabaja en un lugar bien ventilado y protege tu superficie, el área circundante, la ropa y la piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles