Las desventajas de un locus de control interno

Escrito por david stewart | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las desventajas de un locus de control interno
Las desventajas de un locus de control interno. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Has trabajado duro en el proyecto, pero tu jefe aún señala algunas deficiencias. Un colega de la oficina siempre te desprecia. Si llamas a tu jefe un perfeccionista, o dices que tu colega es un esnob, tienes un locus de control externo. Si analizas la situación, en busca de tu error, tienes un locus de control interno. A pesar que un locus de control interno hace que sea una actitud positiva, tiene ciertas desventajas también.

Otras personas están leyendo

Perfeccionismo

Según lo explica el psicólogo estadounidense Julian Rotter, las personas con un locus de control interno están convencidas de que son los dueños de su destino. El estar convencido de que eres el único responsable por el resultado de cualquier situación conduce a un fuerte deseo de hacer cualquier cosa y todo lo que sea necesario para asegurarse de que sea positiva. Esto hace que las personas con un locus de control interno se esfuercen mucho para que no haya espacio para el error. Cuando hay otros involucrados en la realización de una tarea, estas personas los conducen demasiado hacia la perfección. Esto hace que los demás los perciban como poco razonables.

La ansiedad excesiva

Las personas con un locus de control interno creen que son sus esfuerzos los que determinan sus experiencias de vida. Según David A. Gershaw, Ph.D, profesor de psicología, cuando estas personas se enfrentan al fracaso, experimentan una gran cantidad de culpa. Se atribuyen la falta de algo que hicieron mal, incluso se niegan a considerar que pueda haber habido algún factor externo que haya influido. La próxima vez que se encuentren con una situación similar, estas personas se ponen ansiosas por fallar de nuevo y harán todo lo posible para asegurarse de tener éxito.

Baja autoestima

Aunque el esfuerzo y la capacidad son importantes, a menudo hay factores más allá del control del individuo que determinan el éxito. Por ejemplo, si tu jefe critica la forma en que te precipitaste a través de una presentación, es posible que el tiempo que te han asignado se redujo al último minuto, haciendo que la prisa fuera necesaria. Si tienes un fuerte locus de control interno, te negarás a aceptar que se trataba de un factor fuera de tu control, y en su lugar, te reprenderás a ti mismo por no estar preparado con una versión más corta de la presentación. Cuando estas situaciones se repiten constantemente, disminuyen tu autoestima y pueden conducir a la depresión.

Vulnerabilidad emocional

Según la terapeuta familiar y matrimonial Dra. Jennifer B. Lagrotte, no es saludable sentirse excesivamente responsable de la felicidad de los demás. Las personas con un locus de control interno lo hacen y se culpan a sí mismos cuando las cosas no salen bien. Cuando hay una discusión, ellos creen que deben haber dicho algo para incitar a su pareja. Si sus hijos sufren las consecuencias al cometer un error, estas personas creen que podrían haber hecho algo para evitarlo. La capacidad de una persona para una introspección acerca de su contribución a un problema es una cualidad apreciable, pero la exageración de ésta la hace susceptible al chantaje emocional de los demás.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles