Cómo detener el ciclo de la violencia verbal

Escrito por bridgett michele lawrence | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo detener el ciclo de la violencia verbal
(BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Las palabras abusivas, especialmente los dichas por los padres a sus hijos, pueden dejar cicatrices que duran hasta la edad adulta. El abuso verbal es clasificado como todo aquello que disminuye en un niño la sensación de su propio valor. Decirle a un niño que es estúpido, gordo o feo, y que él fue un error, son ejemplos de abuso verbal. Los adultos que fueron abusados cuando niños tienden a tener expectativas poco realistas de cómo deben comportarse sus hijos basados en las expectativas poco realistas puestas en ellos. Como resultado de ello, atacan, con los mismos insultos abusivos que recibieron cuando eran niños. Romper un ciclo de abuso es crucial para prevenir que los niños abusados crezcan para ser abusadores.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ten expectativas realistas acerca de la conducta de un niño. Familiarízate con el comportamiento apropiado de acuerdo a su edad. La frustración de los padres es menor al saber lo que pueden esperar y lo que no, que su niño sea capaz de hacer. De esta manera es menos probable que arremetan contra él por actuar de una manera que es de esperar para su edad.

  2. 2

    Cuida de ti mismo. Asegúrate de que estás descansando lo suficiente. La falta de sueño es uno de los factores que causan que los padres bien intencionados se sientan abrumados. Como resultado, desquitan su estrés con sus hijos. Sé bueno contigo mismo, para que puedas ser bueno con los que te rodean.

  3. 3

    Aprende a controlar tus propias emociones. Si fuiste víctima de abuso verbal, es posible que tengas dificultad para reconocer y lidiar con tus emociones. Puede que las haya reprimido cuando niño por temor a sufrir nuevos abusos. Como adulto puedes encontrar que vas a tener un ataque de ira sin entender por qué. Identifica cuáles son tus disparadores emocionales y trata de evitarlos. Averigua la manera de disminuir tu nivel de estrés. Encuentra formas alternativas para lidiar con el estrés relacionado con el trabajo, para que no lleves tu frustración a tus hijos.

  4. 4

    Desarrolla nuevas técnicas de crianza de paternidad. Una cosa es decir que no vas a tratar a tus hijos en la forma en que fuiste tratado, pero otra es realmente hacerlo. Aumenta tus posibilidades de éxito al aprender nuevas estrategias de disciplina que puedes aplicar a tu hijo cuando se porta mal. Aprende a ponerles límites claros. Pide consejos a otros padres o consulta libros para padres, clases o seminarios. Si no lo haces puede ser que imites el mismo comportamiento abusivo hacia tus propios hijos.

  5. 5

    Busca ayuda profesional. Si te sientes abrumado y te encuentras sumido en malos hábitos habla con alguien que pueda ayudarte a recuperar el control. La terapia, consejo y clases de padres son sólo algunas de las opciones disponibles para ayudarte a lidiar con el problema del abuso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles