Cómo detener el sangrado en una pata de perro

Escrito por chris miksen | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo detener el sangrado en una pata de perro
Las patas peludas a veces pueden ser más difíciles de tratar. (paw image by pusti from Fotolia.com)

Si ves sangre goteando o incluso brotando de la pata de tu perro, no entres en pánico. Una gran cantidad de sangre no siempre es indicio de una herida profunda. Incluso una espina puede sacar una gran cantidad de sangre si tu perro se para encima con suficiente fuerza. Lo primero que necesitas hacer es detener el sangrado, lo cual a veces puede tomar segundos o unos minutos, dependiendo en la severidad de la herida.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Almohadillas de gasa esterilizada
  • Pinzas
  • Esparadrapo
  • Bolitas de algodón
  • Producto que contenga solución salina isotónica o diacetato de clorhexidina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Retira cualquier objeto que haya causado la herida, como espinas o palos. Normalmente puedes tomar el objeto con tus dedos, pero para objetos más pequeños quizá necesites unas pinzas.

  2. 2

    Recorta el pelo del lugar de la herida. Si tu perro es de pelo corto, quizá no tengas que recortar su pelaje.

  3. 3

    Presiona y sostén una gasa esterilizada sobre la herida. Aplica suficiente presión para detener el sangrado, pero no demasiado que cause dolor al perro. Si el sangrado no se detiene en 10 minutos, llama a tu veterinario.

  4. 4

    Limpia la herida con un producto que contenga solución salina isotónica o diacetato de clorhexidina, como Nolvasan.

  5. 5

    Lava la herida con agua. Si es posible utiliza una manguera al exterior para lavar toda la suciedad de la herida.

  6. 6

    Aplica un ungüento para sanar.

  7. 7

    Coloca dos a tres almohadillas de gasa sobre la herida. Introduce una bolita de algodón entre cada dedo. Aplica esparadrapo alrededor de la gasa. Pega el inferior de la pata, así toda la pata y los dedos quedan cubiertos y la gasa queda segura. Aplica el esparadrapo de forma holgada. Las bolitas de algodón y la gasa se mantendrán en lugar siempre y cuando el esparadrapo cubra la parte superior e inferior de los dedos.

  8. 8

    Reemplaza la gasa una vez al día hasta que la herida sane.

Consejos y advertencias

  • Puedes encontrar ungüentos para heridas de perros en la mayoría de tiendas para mascotas.
  • No utilices peróxido de hidrógeno, ya que puede empeorar el sangrado. Si la pata de tu perro parece inflamada, retira inmediatamente el esparadrapo y la gasa, ya que este es un indicio de que lo apretaste mucho. También siente la pata de tu perro cuando retires la gasa para asegurarte de que no esté fría, ya que es otra señal de pérdida de circulación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles