Cómo hacer que las heridas de tu perro sanen más rápido

Escrito por barbara stefano | Traducido por pattricia patino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que las heridas de tu perro sanen más rápido
Los perros pueden sufrir algunas heridas menores que puedes curar con primeros auxilios y cuidados posteriores. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Los perros son criaturas juguetonas y como tales frecuentemente sufren heridas menores que requieren de primeros auxilios. La herida más común es una cortada en una pata o en la almohadilla de la misma. Por lo general puedes curar las heridas de un perro manteniéndolas limpias y dejándolas que se sequen al aire libre, pero también puedes hacer que se curen más rápido con un cuidado mínimo. (Por supuesto, si el sangrado es excesivo o no se detiene después de 5 minutos debes buscar atención veterinaria inmediata.) Usa un antiséptico tópico y vendaje limpio para acelerar la sanación en los perros con cortaduras y raspaduras menores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unos guantes de plástico
  • Unas inzas
  • Unas toallas limpias
  • Agua tibia o peróxido de hidrógeno
  • Un jabón suave
  • Una pomada antiséptica
  • Un hisopo de algodón
  • Una gasa estéril
  • Una cinta adhesiva de primeros auxilios

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia los residuos de la herida con suavidad con la mano o con pinzas, sin frotar.

  2. 2

    Limpia la herida con jabón y agua o con una solución de peróxido de hidrógeno al 3%. No uses peróxido en la herida después de la primera limpieza ya que puede evitar la coagulación normal.

  3. 3

    Seca la herida, siendo cuidadoso de mantener el pelaje fuera de la misma.

  4. 4

    Aplica pomada antiséptica, preferiblemente una que esté especialmente formulada para caninos.

  5. 5

    Cubre la herida con una almohadilla de gasa gruesa y envuélvela firmemente con una tira de gasa. Pégala con cinta adhesiva para que permanezca en su lugar.

  6. 6

    Flexiona la articulación más cercana al vendaje para asegurarte de que el área sea móvil y tenga buena circulación.

  7. 7

    Reemplaza el vendaje al menos una vez al día para evitar una infección o si se humedece, se suelta o se ensucia. Vuelve a aplicar antiséptico para el nuevo vendaje.

Consejos y advertencias

  • Si tu perro tiende a morder o lamer el vendaje puedes usar un collar isabelino o incluso un bozal para prevenir que toque la venda.
  • Un calcetín seco es un excelente protector del vendaje de la herida de la pata o de la almohadilla. Las bolsas para emparedados o de pan también son una buena forma de mantener la herida seca.
  • Busca tratamiento veterinario para cortadas de más de ½ pulgada (1,27 cm) de largo que puedan requerir sutura.
  • Si tu perro está sangrando profusamente o sospechas que puede tener un hueso roto, busca atención veterinaria de inmediato. Del mismo modo, si tu perro fue atropellado por un automóvil, haz que lo revisen ya que podría tener heridas internas.
  • Nunca le des al perro medicamentos que estén destinados para el consumo humano. Algunos analgésicos para humanos, por ejemplo, pueden ser tóxicos para las mascotas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles