DESCUBRIR
×

Disfraces de Halloween para hacer en casa

Introducción

Es la maldición de Halloween. Los mejores disfraces han sido llevados de la tienda de disfraces y lo que queda es demasiado caro o producido en serie, por lo que carece de cualquier individualidad o estilo. Con la gran noche que se avecina, es necesario un disfraz rápido y eficaz de monstruo que puedes ensamblar con cosas que encuentras en la casa. Intenta con alguna de estas sugerencias para crear un horror de Halloween hecho en casa que sea realmente original.

Oleg_Ermak/iStock/Getty Images

Rasgos escalofriantes

Mezcla 2 cucharadas de harina con 1 cucharada de agua en un recipiente, para formar una bola de masa. Divide la masa en bolas del tamaño de una nuez. Presiona firmemente una de ellas sobre tu nariz, mentón y orejas. Moldea para formar un rostro escalofriante. La masa permanece en el lugar durante horas. Se puede pintar mientras húmeda, utilizando acuarelas ordinarias de caja de pinturas infantiles. La masa es fácilmente eliminada con agua y jabón.

Kamil Macniak/iStock/Getty Images

Colmillos atemorizantes

Pela una naranja y corta la cáscara en tiras de 2 cm de ancho. Utiliza unas tijeras para cortar un trozo de cáscara y formar un juego de dientes o colmillos afilados. Pon los colmillos de cáscara de naranja sobre tus encías y dientes. Invierte la tira para que queden los dientes blancos. Utiliza la cáscara de limón o lima si quieres que los dientes se vean amarillos o verdes.

Julymi/iStock/Getty Images

Zombie desorientado

Desordena tu pelo. Empolva tu cara con un puñado de harina. Marca círculos oscuros alrededor de los ojos con un trozo de corcho quemado. Vístete con ropa vieja harapienta y manchada de barro, como recién sacada de una tumba. Usa sólo un zapato para una cojera convincente. Termina con colmillos temibles verdes hechos de cáscara de limón.

Pesadilla terrorífica

Ponte un pijama o camisón. Moldea rasgos temibles con más de tu propia masa: una nariz ganchuda cruel, una barbilla puntiaguda, cuernos cortos demoníacos. Moldea trozos de masa de tamaño de un guisante sobre las uñas para hacer garras convincentes. Pinta las características espeluznantes con acuarelas. Lleva un peluche maltratado para el toque de pesadilla final.

stu99/iStock/Getty Images

Horror sin cabeza

Fija toallas enrolladas alrededor de tu cuello con cinta ancha transparente, abultando tus hombros. Encuentra un abrigo largo que sea demasiado grande para ti. Rellena el brazo izquierdo del abrigo con papel de periódico, empujando la manga hacia el bolsillo. Moldea tus garras de la mano derecha con masa. Pon tu mano por el brazo libre del abrigo. Abotona la capa para que cubra tu cabeza. Mira por entre los botones. Lleva una cabeza de calabaza tallada en tus garras.

La bruja malvada

Haz un sombrero de cono con periódico y cinta adhesiva. Píntalo de color negro. Pega briznas de paja alrededor del borde del sombrero como si fuera pelo desordenado. Moldea una nariz de bruja, barbilla y un montón de verrugas en la cara con pasta. Añade dientes de cáscara de limón. Usa un vestido largo, oscuro o delantal. Dobla un chal o una manta áspera alrededor de tus hombros. Lleva una rama retorcida como varita.

Fantasma espeluznante

Empolva tu cara con harina. Marca círculos oscuros alrededor de los ojos con corcho quemado. Moldea garras sobre tus uñas con masa. Fija una sábana blanca alrededor de tu cuerpo, dejando los brazos libres. Coloca otra sábana encima de la cabeza y ciérrala en frente de la garganta como una capa con capucha. Termínalo con los dientes de cáscara de limón.

Momia decrépita

Corta un rollo de toalla de papel de cocina en tiras largas de 3 cm de ancho. Enrolla estas "vendas" alrededor de tus extremidades, cabeza y torso, fijándolas en su lugar con cinta adhesiva. Agrega más vendas hasta que estés completamente cubierto, dejando resquicios para mostrar tus ojos y boca. Haz garras de molde de pasta en tus dedos y ponte unos dientes verdes de cáscara de lima.

PumpizoldA/iStock/Getty Images

Vampiro infame

Empolva tu cara con harina. Marca círculos oscuros alrededor de tus ojos con corcho quemado. Peina tu cabello hacia atrás. Ponte algunos colmillos de cáscara de limón y enrojece el alrededor de tu boca con lápiz labial. Moldea garras espeluznantes de masa en tus uñas. Usa ropa de color oscuro, de estilo formal, ya sea un traje elegante con corbata o un vestido de cóctel negro con estilo, para un vampiro completamente moderno.

Andrejs Pidjass/Hemera/Getty Images

El hombrelobo salvaje

Cose un tubo de tela de piel. Rellena con periódico para hacer una cola. Cose la cola a la parte de atrás de un par de vaqueros recortados. Moldea una nariz de lobo, unas puntas para las orejas y unas garras con masa. Oscurece alrededor de tus ojos y labios con corcho quemado. Ponte colmillos en tu boca de cáscara de limón. Termina la vestimenta con una camisa recortada o anda sin camisa para lograr un aspecto tipo Jacob Black.

IgorIgorevich/iStock/Getty Images

Hombre condenado

Empolva tu cara con harina. Corta pequeños y redondos "agujeros de bala" en una camisa vieja y unta en su alrededor lápiz labial rojo. Usa trozos de masa del tamaño de un guisante para moldear "heridas" en el cuello y la cara. Píntalas de rojo. Ata un trozo de cuerda alrededor de cada muñeca. Mantén tus manos detrás de la espalda, como si estuvieran atadas. Termina el estilo con un vendaje para los ojos.

poetrygirl128/iStock/Getty Images

Desalmado sin rostro

Presiona un pañuelo en forma de cuadrado de papel de cocina sobre tu cara. Retíralo y conserva el molde de tus características. Pon un pañuelo blanco húmedo sobre papel de aluminio. Mezcla un poco de masa con agua para hacer una pasta fina. Pinta el paño con la pasta. Deja que se seque, formando una máscara de cara almidonada con lino. Pega la máscara en tu cara con un par de gotas de gel para el cabello. Viste una sudadera con capucha o un abrigo viejo y sombrero deformes.