DESCUBRIR
×

Cómo distinguir la cicuta venenosa

Actualizado 21 febrero, 2017

La cicuta venenosa, también conocida como cicuta o cicuta manchada, es una planta venenosa muy común en América del Norte. Como esta planta es tan común, es importante que puedas distinguirla para evitarla a toda costa. He aquí lo que debes buscar.

Instrucciones

Ryan McVay/Stockbyte/Getty Images
  1. Conoce el hábitat de la cicuta venenosa natural de América del Norte. A menudo se ve a lo largo de las cercas, los caminos y cunetas y en los campos o cerca de los basurales. Prefiere crecer en lugares con suelo húmedo.

  2. Observa la altura de la planta. La cicuta venenosa es bastante alta, llega a medir entre 1,5 y 2,5 metros de altura y además tiende a permanecer erecta.

  3. Mira los tallos. Los tallos de la cicuta venenosa son lisos sin pelos ni pelusa y son de color verde. También son huecos y ramificados. Además, tienen manchas de color púrpura, que se encuentran más frecuentemente cerca de la parte inferior de los mismos.

  4. Toma nota de las hojas. Las de la planta de cicuta venenosa están bien divididas y son groseramente dentadas. Miden aproximadamente 50 cm de largo y 40 cm de ancho. A veces, se dice que las hojas se parecen a las de un helecho.

  5. Presta atención a los racimos de flores blancas de las plantas de cicuta venenosa. Cada una presenta cinco pétalos y las flores en sí mismas miden aproximadamente 10 a 15 cm de diámetro.

  6. Mira la raíz de la planta. La raíz de la cicuta venenosa puede ser blanca o amarillenta. También es carnosa y sin ramas. Se la denomina raíz pivotante simple.

  7. Huele la planta. La cicuta venenosa tiene un olor acre y similar al del ratón.

Consejos

  • La cicuta venenosa tiene un crecimiento prolífico y puede verse muy densa en la naturaleza. No la confundas con la cicuta de agua, que tiene raíces ramificadas y sus hojas no están muy bien divididas.
  • No la confundas con la zanahoria silvestre. Esta tiene pelos en los tallos mientras que los de la cicuta venenosa no.

Advertencias

  • Nunca ingieras ni permitas que tus mascotas ingieran cicuta venenosa. Todas sus partes son tóxicas.
  • Busca atención médica inmediatamente si tu o tu mascota la han ingerido. Esto es crucial para sobrevivir.