Hogar

Cómo congelar calabacines crudos

Escrito por sonia fernandez | Traducido por ehow contributor

Mientras avanza el otoño y la estación de la cosecha, muchos granjeros experimentan la abundancia, y a veces la superabundancia, de esta popular y prolífica verdura. Hay muchas cosas que puedes hacer con los calabacines en cualquier otro momento, de modo que congelarlos para utilizarlos luego es una buena opción.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuchillo
  • Recipientes para el congelador
  • Horno
  • Una olla
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge los calabacines. Los ideales son los calabacines nuevos y tiernos.

  2. 2

    Lava los calabacines. Asegúrate que los vegetales estén libres de pesticidas, fertilizantes y parásitos.

  3. 3

    Corta los calabacines del tamaño deseado en tiras o redondeles. También puedes rallarlos o cubetearlos.

  4. 4

    Blanquéalos. Aunque los calabacines pueden congelarse sin blanquearse primero, no está recomendado. El blanqueo, ya sea por vapor o con agua caliente, matará los microbios y enzimas que descomponen los calabacines. Por regla general, todos los vegetales deben ser blanqueados antes de congelarse.

  5. 5

    Escurre y seca los calabacines. Enfría los vegetales bajo el agua corriente o deja que alcancen la temperatura ambiente antes de congelarlos.

  6. 6

    Coloca los calabacines en un recipiente para congelador.

  7. 7

    Sella el recipiente y pónlo en el congelador.

Consejos y advertencias

  • Cuando escojas calabacines para la conservación, toma los vegetales que sean de la calidad que quieres conservar. Congela vegetales verdes o bien maduros, y ése es el tipo de gusto que obtendrás cuando los cocines más tarde.
  • La importancia de blanquear los calabacines no puede enfatizarse lo suficiente. Si no los blanqueas antes de congelarlos pueden estropearse e inutilizarse.
  • El tiempo de blanqueado de los calabacines puede ser de hasta tres minutos para vegetales cortados, dependiendo del grosor de los trozos. Fíjate que se vuelvan transparentes, pero no cocidos.
  • Utiliza recipientes o bolsas de plástico hechos especialmente para el congelador. Otros tipos de recipientes pueden dejar entrar el aire y la humedad, produciendo esa condición no deseada llamada quemaduras de congelación.
  • No llenes de más los recipientes antes de congelar. Los calabacines se expandirán cuando se congelen, de modo que deja un pequeño espacio dentro del recipiente o bolsa antes de colocarlos en el congelador.
  • Si sabes en qué receta usarás los calabacines, puedes condimentarlos antes de congelarlos. Añade tus especias a los calabacines después de blanquearlos.
  • Etiqueta la bolsa o contenedor con la fecha de congelado. De este modo, sabrás cuál de tus calabacines deberás utilizar primero.
  • Utiliza un cuchillo afilado para cortar los calabacines. Una hoja filosa reducirá las posibilidades de deslizamiento y hará tu trabajo más eficiente.
  • Ten cuidado al blanquear para que no te quemes con el vapor o el agua hirviendo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media