Cómo doblar una viga de metal con calor

Escrito por jennifer ryan | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo doblar una viga de metal con calor
El metal doblado permite estructuras dinámicas de metal. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Las vigas de metal son una forma resistente para construir una estructura o escultura. Si tu diseño requiere de una sección redondeada, la manera más fuerte para crear una viga de metal doblado es con la aplicación de calor. El uso de un soplete calienta un haz de metal, lo que hace que el metal se ablande. Si la viga está soportada en su extremo, esto provoca una gran cantidad de peso tirando hacia abajo de la zona ablandada, lo que resulta en una curva gradual y consistente en el haz.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 caballetes
  • Tiza de soldador
  • Soplete con punta de rosa

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comprueba el haz por una curva existente, conocida como "comba". Si puedes ver que el haz ya está doblado en una dirección, continúa doblando la viga en la misma dirección.

  2. 2

    Coloca la viga sobre dos caballetes, con uno debajo de cada extremo de la viga, de modo que el haz quede plano. Coloca un tercer caballete bajo el centro de la viga, utilizando uno más corto de modo que no toque el haz.

  3. 3

    Mide la distancia desde el caballete del centro a la parte inferior de la viga y escribe la distancia en el alma de la viga con tiza de soldador. Esto proporciona una distancia de referencia si la curva llega hasta el caballete central.

  4. 4

    Marca el haz a un cuarto, mitad y tres cuartas partes de camino a través de la viga. Las tres marcas dividen el haz en cuatro secciones iguales, etiqueta las marcas "A", "B" y "C", respectivamente.

  5. 5

    Marca el haz a siete octavos del camino hacia abajo por debajo de cada marca anterior, luego pon una cuña hacia arriba desde cada uno de los nuevos puntos, de manera que las cuñas corten arcos de 10 grados, y A, B y C queden centrados en una cuña . Las formas arqueadas son los nuevos A, B y C.

  6. 6

    Calienta la cuña B con un soplete hasta que esté rojo, comenzando en el punto y trabajando hacia arriba. Si es posible, usa simultáneamente un segundo soplete en el lado opuesto de la viga para mejores resultados.

  7. 7

    Calienta la parte superior de la viga alineada con la sección superior de la cuña B.

  8. 8

    Enfría la zona calentada con agua partiendo fuera de los confines de la cuña y luego moviendo lentamente el agua a través de las áreas calentadas.

  9. 9

    Repite el calentado y enfriado con las cuñas A y C si el haz no ha alcanzado el ángulo de caída deseado.

  10. 10

    Divide los espacios entre A y B y entre B y C a la mitad con dos cuñas más, con las letras D y E, si se requiere mayor moldeado. Calienta y enfría las cuñas D y E.

  11. 11

    Sigue dividiendo el espacio entre cuñas dobladas por la mitad y calentando hasta lograr la curva deseada. Calentar en toda la longitud de la viga, en vez de doblar varias veces el mismo punto, crea una curva más suave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles