Cómo drenar los terrenos con alto contenido de arcilla

Escrito por alexis lawrence | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo drenar los terrenos con alto contenido de arcilla
Los terrenos con alto contenido de arcilla generalmente tienen problemas de drenaje. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los terrenos con alto contenido de arcilla generalmente tienen problemas de drenaje. Debido a la inhabilidad que tiene el suelo de absorber agua rápidamente, cuando llueve puedes terminar con agua estancada en la partes bajas de tu propiedad. El agua estancada no es el único problema en los terrenos con suelos arcillosos. Como estos suelos no pueden drenar correctamente, puede ser difícil que puedas poner cultivos que crezcan exitosamente. La única forma de drenar un suelo arcilloso es evitar el agua estancada y cambiar la composición del suelo para plantar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Rastrillo
  • Abono
  • Arena gruesa
  • Pala
  • Tela para paisajes
  • Gravilla grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la longitud y el ancho del terreno en cada una de las secciones que necesitas drenar o en la que quieres cultivar plantas. Multiplica la longitud y el ancho de cada sección para obtener los metros cuadrados de cada una de las mismas y compra la suficiente arena gruesa y abono como para cubrir todo el terreno. John and Bob's Grow Green recomiendan comprar el abono y la arena en cajas por metro cúbico y comprar 1 yarda cúbica (1,09 m3) tanto de arena como de abono por cada 100 pies cuadrados (30 m2) de tu terreno.

  2. 2

    Rastrilla toda la zona hasta una profundidad de 12 pulgadas (30 cm) para romper el suelo arcilloso. Hazlo cuando el suelo esté seco y continúa hasta que esté todo desintegrado, tanto como para que se desmenuce en tu mano, como si fuera polvo.

  3. 3

    Cubre toda el área que rastrillaste con abono. Usa el rastrillo para mezclar el abono y que tenga una profundidad de 6 pulgadas (15 cm).

  4. 4

    Desparrama una capa de 3 pulgadas (7,5 cm) de arena gruesa sobre el área en la que pusiste el abono. Usa el rastrillo para mezclar la arena con el suelo de manera que forme una capa de 6 pulgadas (15 cm).

  5. 5

    Instala zanjas de drenaje básicas en las áreas de tu terreno en las que tengas más problemas. Por cada zanja que quieras poner, cava una trinchera de 6 por 18 pulgadas (15 x 46 cm) de profundidad que comience en el área con problemas y vaya hacia abajo, o que gradualmente aumente en profundidad a medida que se abre camino por la zona problemática, si el terreno no tiene un desnivel natural. Alinea la trinchera con tela de paisaje, cubre con 6 pulgadas (15 cm) de gravilla grande, llena hasta arriba con arena gruesa y cubre con terrones o más gravilla. Estas zanjas direccionan al agua hacia otras áreas, permitiendo que las plantas crezcan o que el agua no se estanque.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles