DESCUBRIR
×

Cómo enseñar a un bebé a sentarse después de estar acostado

Actualizado 17 abril, 2017

Muchos bebés encuentran que les gusta ver el mundo desde una posición sentada, en lugar de estar acostados. Hasta que aprenden a sentarse después de estar acostados de manera independiente, a menudo se frustran y están de mal humor hasta que alguien los sienta. Los padres pueden trabajar con los niños para desarrollar los músculos que necesitan para llevar a cabo esta tarea y mostrarles físicamente cómo hacer la transición de estar acostado a estar sentado.

Instrucciones

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
  1. Deja que el bebé se siente de forma perfectamente independiente en primer lugar. Un bebé comienza a hacer esto alrededor de los 6 a 8 meses de edad. Al principio, permanece cerca o rodea al bebé con una almohada en forma de herradura (como Boppy), ya que tiende a volcarse fácilmente. Con el tiempo, puede fortalecer los músculos de la espalda, el cuello y el abdomen para que cuando sea capaz de estar en una posición sentada, no se caiga inmediatamente.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  2. Coloca al bebé boca abajo para jugar. A muchos bebés no les gusta esta posición, pero es crucial para aprender a sentarse. Al jugar sobre su estómago, un bebé fortalece sus brazos, cuello y músculos de la base, que juegan un papel importante en el movimiento de estar acostado a estar sentado.

    Comstock/Comstock/Getty Images
  3. Tienta al bebé con sus juguetes favoritos. Es una buena idea tener muchos juguetes de colores vivos, texturas y sonidos que el bebé quiera tener en sus manos. Mantenlos fuera de su alcance a fin de que él tenga que estirarse para llegar a ellos.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  4. Mueve al bebé sobre su costado hacia una posición sentada. Cuando el niño alcance un juguete, ayúdale a mover su cuerpo para que quede de lado. A continuación, coloca sus manos en el suelo y ayúdalo mientras empuja hacia arriba desde el piso para que pueda sentarse y jugar con el juguete que iba a sacar.

    Sky View/Photodisc/Getty Images
  5. Muestra a tu bebé otra manera. Algunos bebés van de estar acostados a estar sentados levantándose sobre sus manos y rodillas, deslizando un pie delante de ellos, y luego se sientan. Dependiendo de la fuerza muscular diferente, esto puede ser más fácil para algunos bebés. Mueve los brazos del bebé y sus piernas y muéstrale cómo sentarse con esta técnica.

    Siri Stafford/Photodisc/Getty Images
  6. Repite los movimientos hasta que el bebé pueda hacerlo por sí mismo. Varias veces al día, pon su juguete favorito fuera de su alcance cuando esté boca abajo, de modo que se extienda para alcanzarlo. Luego, ayúdalo a repetir el movimiento de balanceo hacia su costado y que empuje hacia arriba con sus brazos. También repite el movimiento de empujar un pie al frente y que se siente. Una vez que se dé cuenta de que puede sentarse en cualquier momento sin ayuda, la motivación puede empujarlo a lograr la meta.

Consejos

  • Los padres no deben preocuparse si sus hijos toman un tiempo para aprender esta habilidad. Para muchos niños, no tienen la coordinación y la fuerza muscular para lograr esto hasta que alcanzan aproximadamente los 9 meses y algunos pueden tomar más tiempo. Mientras que los padres pueden demostrar a su bebé cómo sentarse y fomentar el movimiento, el bebé no será capaz de realizar la tarea hasta que haya dominado todas las habilidades adicionales necesarias.

Necesitarás

  • Una almohada del bebé con forma de herradura
  • Juguetes infantiles de colores brillantes