Cómo bajar las escaleras en una silla de ruedas

Escrito por linda ray Google | Traducido por sebastian castro
Cómo bajar las escaleras en una silla de ruedas

Una silla de ruedas.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Las rampas no siempre están disponibles, así que las personas en sillas de ruedas deben desarrollar una técnica para poder subir y bajar las escaleras para poder mantener la libertad de movimiento en todas las ubicaciones. Existen consejos generales que pueden ser utilizados para manejar las escaleras en una silla de ruedas, algunos son más fáciles que otros.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Con ayudantes es mejor

  1. 1

    Pídele a dos personas que te ayuden. Mientras que requerir la asistencia no es la situación ideal para una persona que busca la independencia, utilizar la ayuda de dos personas fuertes para bajar unas escaleras es la manera más segura de viajar.

  2. 2

    Apunta el frente de la silla hacia las escaleras y ubica a una persona de frente y la otra detrás. Inclina la silla hacia atrás levemente para que la persona que esté en esa posición sostenga las manijas de la silla. El asistente que está frente a la silla deberá tomarla desde un lugar estable, como las varillas del apoyo de los pies.

  3. 3

    Baja las escaleras de a una a la vez, cuando las dos personas estén en posición. Las ruedas deberían hacer casi todo el trabajo. La persona en la silla puede ayudar a facilitar el movimiento de las ruedas deslizando sus manos por el lado más grande de las ruedas y sosteniéndolas para asegurarse de que la silla no se mueva demasiado rápido y le quite estabilidad a los ayudantes.

    Si debes hacerlo independientemente

  1. 1

    Baja con la silla de manera independiente sólo si eres lo suficientemente fuerte como para frenar las ruedas de la silla con las manos mientras te inclinas hacia atrás sin caerte. Idealmente, deberías intentar bajarlas solo, únicamente cuando las barandas sean fuertes y una de cada lado.

  2. 2

    Toma las barandas con guantes e inclina levemente la silla hacia atrás. Deja que las ruedas bajen cada escalón mientras ubicas tus manos para sostenerte. Los usuarios de las sillas de ruedas normalmente tienen brazos fuertes y deberían poder manejar un par de escalones de esta manera.

  3. 3

    Acércate a una baranda fuerte si las escaleras son demasiado anchas como para llegar a las dos barandas. Sostén la rueda de afuera con una mano mientras utilizas la baranda con el otro brazo. Gira tu cuerpo levemente hacia la baranda si tu brazo no es lo suficientemente fuerte como para sostenerte en cada escalón. Baja las escaleras moviendo tus manos una sobre la otra y utilizando el peso de tu cuerpo para inclinarte levemente hacia atrás en la silla.

Consejos y advertencias

  • Si tienes un solo ayudante, haz que te sostenga de las manijas detrás tuyo si es lo suficientemente fuerte. Si el ayudante no puede soportar el peso, podría ser más un asistente guiándo el frente de tu silla mientras manejas ambas ruedas para que la silla no se deslice hacia adelante demasiado rápido.
  • Siempre inclina levemente la silla hacia atrás para evitar caerte, ya sea con asistentes o por tu cuenta.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media