Cómo evitar que se formen rayas en la pintura

Escrito por matt goetz | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que se formen rayas en la pintura
Evita las rayas usando técnicas prácticas para pintar. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Una nueva capa de pintura mejora el aspecto y valor de tu casa, pero cuando ésta se aplica o se prepara de manera inadecuada, puede provocar que el acabado en las paredes se vea mal. Dejar que en la pintura se formen rayas es algo que te disgustará tarde o temprano, sobre todo cuando éstas son gruesas y la luz del sol las hace verse más grandes. Las rayas se ven más en colores oscuros y profundos, revelando las marcas del rodillo. Para prevenir esto es necesario realizar algunos procedimientos adecuados, mientras pintas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lijadora
  • Palo para pintar
  • Cebador
  • Rodillo para pintar de ½ pulgada (1,27 cm)
  • Una cubeta de 5 galones (18,92 l)
  • Paleta para revolver
  • Brocha para pintar
  • Rodillo metálico giratorio

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lija toda la superficie de yeso, utilizando una lijadora que puedas adjuntar a un palo extensible para pintar. Frota tus manos sobre la pared para comprobar si aún está áspera. Lija las paredes de yeso para eliminar texturas rugosas que puedan causar rayas debajo de la pintura seca.

  2. 2

    Aplica el cebador sobre toda la pared, usando un rodillo de pintura de ½ pulgada (1,27 cm) enroscándolo al extremo de un palo extensible para pintar. Si las paredes están manchadas o maltratadas, aplica bastante cebador o usa uno a base de aceite; de lo contrario, utiliza uno de látex. El cebador evita que las manchas provoquen escurrimientos de pintura, por lo que previene las rayas.

  3. 3

    Abre cada lata de pintura del mismo color y vierte su contenido en una cubeta vacía. Saca de ahí la cantidad deseada de pintura, llenando una cubeta de 5 galones (18,92 l). Revuelve la pintura meticulosamente, usando un paleta larga de madera. Al agitar la pintura te aseguras de que el pigmento se mezcle uniformemente y, de esa manera, evitas dejar rayas sutiles de color en el acabado.

  4. 4

    Pinta para reducir alrededor de las molduras y del techo, usando una brocha limpia saturada con pintura de calidad. Elabora líneas de pintura de aproximadamente 2 pulgadas (5,08 cm) de ancho, de esta manera, el rodillo podrá llegar a la orilla sin tocar el techo.

  5. 5

    Enrosca un rodillo limpio, de preferencia uno nuevo, que todavía no hayas usado, en el poste extensible. Si utilizas uno viejo, lava los residuos de pintura con agua tibia y utiliza un rodillo de metal giratorio para eliminar el agua. Un rodillo empapado de agua o uno con restos de pigmento, puede dejar marcas en la pared que te desagraden después de haber pintado.

  6. 6

    Sumerge el rodillo de pintura limpio en la cubeta y empieza a rodarlo en la pared, trabajando sólo en una dirección. Corre la pintura de manera uniforme hasta que el rodillo se vea seco y la pintura parezca delgada. Regresa al punto de partida original y rápidamente vuelve a extender la pintura en la misma dirección para reducir el punteado. Deja que la pintura se seque y aplica una segunda capa.

Consejos y advertencias

  • Para la pintura exterior, no extiendas la pintura con luz solar directa. El exceso de calor obliga a la pintura a que se seque más rápido de lo previsto y las rayas pueden aparecer como consecuencia.
  • No extiendas la pintura demasiado si hay pintura fresca. Pasar el rodillo una o dos veces, en una dirección, reduce las posibilidades de que dejes marcas de rodillo y rayas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles