Cómo evitar que un gato arañe los muebles de cuero

Escrito por sara melone | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo evitar que un gato arañe los muebles de cuero

    El instinto natural de los gatos es arañar. Arañan para marcar su territorio, afilar sus uñas y también para entretenerse. Los materiales gruesos como el cuero o con textura, son particularmente deseados por los gatos para arañar. Desgraciadamente, tu compañero felino no sabe que los elementos que araña son importantes para ti, que pueden ser difíciles de reemplazar y que pueden ser valiosos. Aunque quieras apoyar el instinto natural de tu gato por arañar, también quieres proteger del daño a tus muebles de cuero. Debes entrenar a tu gato para que no arañe tus muebles.

    (claws image by Undy from Fotolia.com)

  • 1 / 5

    Entrena a tu gato para que se mantenga alejado de los muebles que no quieres que arañe, mediante una consecuencia negativa cada vez que se acerque a ellos. Muchos dueños tienen éxito con una botella con rociador o una pistola de agua. Cada vez que tu gato se acerque a arañar los muebles de cuero, tírale agua en la cara con el rociador. Si es como los demás felinos y no le gusta la sensación de estar húmedo, aprenderá a relacionar los muebles con la desagradable sensación del agua y eventualmente se mantendrá alejado.

  • 2 / 5

    Limpia el mueble de cuero con aceite de mentol, aceite de eucaliptus o cualquier otra sustancia natural con olores similares a las mencionadas. A muchos gatos no les gustan los aceites con olores fuertes, y se mantendrán lejos de las zonas que tengan estos olores. El aceite natural de menta, eucaliptus o mentol no dañarán tus muebles de cuero, por el contrario puede ayudarte a preservar y proteger el cuero. Prueba los efectos del aceite en una pequeña área del cuero antes de continuar con la aplicación completa.

  • 3 / 5

    Compra protectores para los muebles de cuero en una tienda de muebles o en una de mascotas. Estos protectores son almohadillas especialmente diseñadas para que las adhieras a los costados y en las esquinas de los muebles y para evitar que el gato pueda llegar al cuero y así arañarlo.

  • 4 / 5

    Cubre los muebles con una cinta adhesiva de doble faz. Asegúrate de cubrir todas las zonas donde tu gato los araña continuamente. La cinta debe ser lo suficientemente pegajosa para adherirse a los muebles pero no tanto como para dañarlos cuando la quites. Puede ser que tu gato aun así trate de arañar pero no le gustará la sensación de tener sus garras pegajosas. Eventualmente dejará de arañar esos lugares.

  • 5 / 5

    Dale a tu gato un lugar que pueda arañar. El instinto natural del gato es arañar, y los gatos domésticos necesitan un lugar donde hacerlo para afilar sus uñas. Tómate el tiempo para mostrarle a tu gato cómo usar un poste y dirígelo hacia él cuando trate de arañar cualquier otra cosa de la casa.

  • Lista de verificación

    Algunos cosas que podrías necesitar

    • Una botella con rociador
    • Aceite de mentol
    • Protectores de muebles
    • Cinta de doble faz
  • ¡Completo!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles