Cómo evitar que el lino se arrugue

Escrito por catherine hiles | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que el lino se arrugue
(ULTRA F/Digital Vision/Getty Images)

Todos los seguidores de la moda saben que los materiales con los que se confeccionan las prendan se ponen y dejan de estar de moda, según la estación. Ojeando "Us Weekley", tu placer culpable, con frecuencia ves a tus celebridades favoritas vestidas de lino, caminando por las playas del Caribe. Y si bien el lino te puede hacer ver fabulosa, su tendencia a arrugarse tan pronto como lo mires puede ser un dolor real en el tú sabes dónde. Si bien no existe ninguna fórmula mágica para evitar que el lino se arrugue, si lo tratas bien y le das algo de cuidado y afecto cuando lo lavas y lo planchas, puedes hacer que esa sensación de colocarte algo fresco y recién planchado te dure un poquito más.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un atomizador
  • Una tabla de planchar
  • Almidón
  • Una plancha
  • Una mesa
  • Una superficie plana grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lleva tu prenda de lino recién lavada directamente de la máquina lavadora a la secadora. No esperes a haber terminado de ver el último episodio de "Grey's" o tu prenda se arrugará en la máquina. Posiciona la secadora en un ciclo suave y seca hasta que el lino esté aproximadamente un 80 por ciento seco. Si no llegaste a tiempo y el lino ya está seco, rocíale agua usando un atomizador para humedecer ligeramente la tela antes de plancharla.

  2. 2

    Apoya la prenda de lino dada vuelta sobre una tabla de planchar (o la encimera de la cocina con una toalla encima si te gastaste el dinero para comprar la tabla en tus nuevos vaqueros ajustados). Rocía la tela con almidón y plánchala en posición mediana a caliente. Para el lino de colores claros, plancha sobre el derecho de la prenda para extraer el brillo y la belleza naturales del material. Salta este paso en el caso de las telas oscuras.

  3. 3

    Para artículos de lino grandes, coloca una mesa cerca de la tabla de planchar y coloca las secciones planchadas de la tela sobre la mesa inmediatamente después de haber terminado de plancharlas. Enrolla con cuidado el lino planchado para evitar las arrugas y los pliegues o tendrás que empezar de nuevo. No permitas que cuelgue en el piso, especialmente si no has barrido últimamente por haber salido por la noche con tus amigas o por haber tenido citas sexys.

  4. 4

    Esparce el artículo de lino sobre una superficie plana para que se seque por completo antes de doblarlo y guardarlo. Si lo doblas inmediatamente después de plancharlo se producirán líneas y arrugas en tu tela cuidadosamente planchada, generándote un trabajo extra la próxima vez que quieras usar tus pantalones o vestido de lino favoritos.

  5. 5

    Guarda tu prenda de lino en una percha para evitar que se arrugue cuando no la usas. Si la doblas, sácala cada mes y vuelve a doblarla para que las líneas no se fijen en la tela. No la guardes y te olvides de ella, o te desilusionarán cuando quieras usarla el próximo verano para una fiesta fabulosa en la playa y no la reconozcas por lo arrugada que está.

Consejos y advertencias

  • Si vas a estar sentada mucho tiempo durante el día, evita usar lino. Guárdalo para ocasiones especiales o cuando sepas que vas a estar de pie. Sentarse sobre el lino causa pliegues en la espalda, mientras que la sección delantera permanece libre de arrugas, creando una sensación "combinada" en tu atuendo.
  • Si guardas tu lino recién planchado antes de que esté completamente seco, podrías terminar teniendo una tela llena de moho, que no sólo es asqueroso, sino que puede arruinar tu lino sin que tenga remedio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles