Cómo evitar que un perro se muerda los puntos de la cirugía

Escrito por rene agredano | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que un perro se muerda los puntos de la cirugía
Evitar que un perro muerda los puntos de una cirugía. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Después de que un perro pase por una cirugía, la parte más difícil del proceso de recuperación normalmente es impedir que el perro muerda los puntos de la incisión. A medida que cicatriza el lugar de la cirugía, la piel alrededor de las suturas queda seca y con picazón, que puede causar molestias. La mayoría de los perros buscará alivio a través del lamido compulsivo y mordiendo las puntadas. A medida que empeora la irritación, puede causar acumulación de líquido e hinchazón alrededor de la incisión. La presión extra sobre el sitio de la cirugía puede hacer que las puntadas se suelten de la piel y se abran. Observar con cuidado el comportamiento de tu perro es fundamental para la cicatrización.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un collar en forma de cono postoperatorio
  • Una pomada para el picor sin receta médica
  • Una camiseta
  • Una compresa caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza el collar isabelino en forma de cono que probablemente te ha proporcionado tu veterinario o compra uno en una tienda de mascotas. Colócalo alrededor del cuello del perro y ciérralo. Tu perro debe llevar siempre este dispositivo a menos que necesite quitarlo para comer y beber. Como un collar isabelino es torpe y bloquea la visión periférica, muchos perros se sentirán más molestos por el collar que por las puntadas reales. Sin embargo, tanto igual que tu perro podría disgustarle llevarlo, recuerda que estos collares son el mejor método para prevenir que tu perro llegue a la incisión con la boca y muerda sus puntadas.

  2. 2

    Aplica una solución tópica para aliviar la picazón y la sequedad. Utiliza un hisopo de algodón estéril para aplicar un remedio sin receta médica directamente sobre la incisión, como aloe vera, crema de caléndula, gel de árnica o ungüento antibiótico.

  3. 3

    Colócale a tu perro una camiseta o traje de persona para cubrir la zona. Para las puntadas en la mitad delantera del cuerpo, puedes poner una camiseta en el perro de la misma manera que lo harías en un ser humano: mete la cabeza por la abertura del cuello, introduce las piernas a través de las sisas y ata con un nudo la parte inferior sobre su espalda. Para las incisiones de la parte posterior y media, la camiseta funcionaría al revés, con la cola a través de la abertura del cuello. Si una camiseta no evita que tu perro muerda las puntadas, compra un traje de cuerpo ajustado postoperatorio, hecho de tela de lycra elástico.

  4. 4

    Aplica compresas tibias en el sitio tres veces al día para reducir la hinchazón, la irritación y ayudar en el drenaje de líquido.

Consejos y advertencias

  • Como alternativa al collar isabelino de plástico, prueba uno suave. Estos collares con forma de rosquilla inflables también se cuelgan alrededor del cuello, pero son más cómodos y no obstruyen la visión periférica. La mayoría de los perros no pueden alcanzar su incisión llevando uno, sin embargo algunos perros decididos todavía encuentran una forma de eludir este collar y morder sus puntadas.
  • Comprueba el área de la incisión con frecuencia para buscar signos de trauma, incluyendo enrojecimiento severo, hinchazón, descarga o malos olores. Estos pueden indicar infección. Si ves alguno de estos síntomas, debes ponerte en contacto con tu veterinario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles