Hogar

Cómo extraer aceite de las plantas

Escrito por contributing writer
Cómo extraer aceite de las plantas

Extraer aceite de las plantas es una práctica tradicional que se remonta a los principios de la historia. Tiene muchas aplicaciones culinarias (aceites de cocina, saborizantes), medicinales (aceites esenciales, aromaterapia) y cosméticas (perfumes, productos de baño) entre otras. Existen diversos métodos para extraer aceite de las plantas: destilación, extracción (presión en frío), maceración y extracción de disolvente. Este artículo se centrará en los tres primeros, que resultan más sencillos y no requieren un equipo científico complejo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Quemador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza la maceración para extraer aceite de las plantas. Es el método más sencillo y se emplea casi exclusivamente en la aromaterapia. Sumerje la materia vegetal en aceite vegetal y calienta el aceite unos minutos (no tiene que hervir, simplemente alcanzar una temperatura media-alta).

  2. 2

    Deja que el aceite se enfríe un poco (no dejes que se enfríe del todo) y presiona la mezcla para separar la materia vegetal del aceite. Habrás elaborado un aceite vegetal perfecto para masajes.

  3. 3

    La extracción también se conoce como presión en frío. Es un proceso muy útil para obtener aceites cítricos, por ejemplo.

  4. 4

    Quítale la cáscara al cítrico que quieras exprimir (como por ejemplo la naranja, el limón o el pomelo).

  5. 5

    Corta o pela la cáscara del cítrico.

  6. 6

    Presiona la mezcla de cáscaras a través de un colador o estopilla y recoge el zumo en un cuenco. El producto obtenido será una mezcla acuosa de líquido y aceite esencial que tenderá a separarse con el tiempo. Este producto tiene una corta caducidad (seis meses), así que procura elaborar solamente la cantidad que consumirás en ese periodo de tiempo.

  7. 7

    La destilación por vapor es otro método relativamente sencillo para extraer aceite de las plantas. Para ello necesitarás un alambique (similar a una olla a presión). Puedes comprar o construir tu propio alambique, pero estos pasos tienen en cuenta que ya tienes uno disponible.

  8. 8

    Coloca la materia vegetal en el alambique. Añade agua al alambique. Calienta lentamente el agua.

  9. 9

    El calor generará vapor presurizado en el alambique. Conforme el vapor presurizado pasa a través de la materia vegetal, el aceite de la planta se vaporizará. El vapor de aceite pasa por la parte superior del alambique a través de una espiral en la que los vapores de aceite se condensan y pasan a estado líquido en una cámara de recolección. El aceite se separa del agua y flota hasta la parte superior de la mezcla.

  10. 10

    Separa el aceite del agua y obtendrás aceite extraído de una planta que podrás utilizar para lo que quieras.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media