DESCUBRIR
×

Cómo forzar a un perro a ingerir fluídos

Ya sea que tu perro esté enfermo y se niegue a beber agua o necesite tomar medicamento líquido, a veces es necesario forzarlo a que ingiera fluídos. Una actitud calmada en el dueño ayuda al perro a calmarse, ya que los perros pueden sentir la tensión y el estrés. El dueño debe consultar a un veterinario si el perro no quiere beber agua, ya que el perro podría deshidratarse y necesitar un goteo intravenoso. Un veterinario puede decirte si la negativa del perro a beber se debe a una enfermedad grave o a un virus pasajero.

Instrucciones

dog image by Michal Tudek from Fotolia.com

    Instrucciones

  1. Usa una jeringa de plástico u otra herramienta para mantener el fluido y alimentar al perro. Una jeringa con una punta afilada es la opción más fácil porque puede llegar más lejos en la boca del perro y evitar derrames.

  2. Coloca el pulgar en la esquina de la boca del perro, entre sus dientes y la mejilla. Si el perro lucha, mantén la calma y tómalo con tranquilidad. Busca la ayuda de un veterinario si el perro sigue luchando.

  3. Inserta la punta de la jeringa en la bolsa entre los dientes del perro y la mejilla. No fuerces la jeringa demasiado adentro en la boca del perro o podrías estrangularlo.

  4. Fuerza los líquidos por la garganta del perro empujando el extremo de la jeringa hasta que el líquido salga por la punta. Los fluidos pueden derramarse y esto puede tener que ser repetido hasta que el líquido pase por la garganta del perro. El proceso se hace más fácil con práctica.

Consejos

  • Mantén el nivel de la cabeza del perro en vez de inclinarla hacia atrás mientras que fuerzas los fluidos para evitar que el agua llegue a la tráquea del perro.
  • Siempre busca la ayuda de un veterinario si piensas que tu perro puede estar enfermo, y sigue cuidadosamente todas las instrucciones que el veterinario puede darte.

Necesitarás

  • Jeringa plástica
  • Agua o medicina líquida