Haz tu regadera de planta por gravedad en casa

Escrito por cindy quarters | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Haz tu regadera de planta por gravedad en casa
Cuando las botellas están vacías, se pueden convertir en regaderas de plantas. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Si te vas de vacaciones o si sólo tiendes a ser un poco olvidadizo, puede ser fácil pasar por alto el riego de tus plantas. Un dispositivo de riego automático puede encargarse de eso, asegurándose de que las plantas tengan suficiente agua, incluso si no estás allí para hacerlo. Puedes hacer fácilmente una regadera de planta por gravedad con una botella. Éstas funcionarán en el interior o afuera y en las plantas de casi cualquier tamaño.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Botella plástica de soda o agua
  • Taladro con una broca de 1/4 de pulgada (6 mm)
  • Cúter
  • Pala
  • Botella de vidrio de cuello largo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Taladra varios agujeros de 1/4 de pulgada (6 mm) en la tapa de una botella de soda de plástico grande. Haz más agujeros si quieres que el agua salga más rápido y menos agujeros si quieres que salga lento. Pon la tapa en la botella.

  2. 2

    Corta la parte de abajo de la botella por completo con el cúter. Esto convierte a la botella en algo que se ve como un gran embudo.

  3. 3

    Cava un agujero cerca de la planta que deseas regar. El agujero debe ser lo suficientemente grande para contener sobre el tercio superior de la botella de refresco. Hazlo en el extremo de la planta donde normalmente la ves. En un jardín, pon el agujero cerca de la planta donde es conveniente para el relleno.

  4. 4

    Pon la parte de arriba de la botella de soda en el agujero y llénalo alrededor con tierra. Aprieta la tela lo suficiente para que la botella esté bien soportada.

  5. 5

    Riega la planta lo suficiente para que la tierra esté humedecida. Esto ayudará a que el sistema de riego se establezca.

  6. 6

    Llena la botella con agua. A medida que el suelo se seca, el agua saldrá de la botella hacia él y regará así la planta. Rellena la botella cuando sea necesario.

    Vidrio

  1. 1

    Lava una botella de vidrio de cuello largo y angosto. Puedes usar una botella de refresco, de vino o cualquier otra idónea que encuentres. Llena la botella con agua.

  2. 2

    Mete el cuello de la botella en el suelo cerca de la planta de modo que la botella esté invertida. Estabilízala para que no se caiga.

  3. 3

    Riega la tierra alrededor de la planta para que esté humedecida pero no saturada. A medida que la tierra se seca, el agua se moverá de la botella para remplazar la humedad del suelo. Rellena la botella con agua como sea necesario removiéndola, rellendándola y volviéndola a poner.

Consejos y advertencias

  • Puedes decorar las botellas si no quieres una simple botella de refresco o de vino. Pegatinas, pinturas u otras decoraciones pueden ayudar a que tus regaderas sean más atractivas.
  • Al poner las regaderas en el suelo, ten cuidado de no dañar las plantas. Empuja suavemente al trabajar cerca de las raíces y, cuando saques la botella de vidrio para rellenarla, intente ponerla de nuevo en el mismo lugar para no molestar a las plantas una vez más.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles