Ideas para texturar paredes

Escrito por jennifer blair Google | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ideas para texturar paredes
Utilizar papel de empapelar con un diseño en relieve es una forma sencilla de añadir textura a las paredes. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

El color de pared que eliges puede transformar instantáneamente una habitación y establecer el tono del resto del decorado. Añadir textura a las paredes, sin embargo, otorga al espacio dimensión y provee de interés visual a ese color que por sí mismo no lo haría. Si quieres dar a tus paredes una apariencia texturada, varias opciones atractivas pueden lograrlo. Para decidir qué es lo que mejor queda en tu hogar, determina cuánta textura quisieras añadir y cuán permanente será la cobertura.

Otras personas están leyendo

Papel de empapelar

Una de las formas mas sencillas de añadir textura a una pared es usar papel de empapelar. El mismo está disponible en una variedad de texturas que pueden añadir dimensión y diseño a una habitación. El papel en relieve es una opción ideal para personalizar la apariencia de las paredes ya que tiene un acabado texturado que puede ser pintado. El papel flocked tiene una textura en relieve que luce casi como el terciopelo pero por lo general es más difícil de colocar y de limpiar que el primero. También puedes usar papel hecho de tela de ramio o de otras telas que otorguen textura a las paredes. Sin embargo, como el papel flocked, estos tipos de papeles son de alto mantenimiento y pueden ser un desafío para colocar.

Estuco

Aplicar estuco a tus paredes es una de las formas más tradicionales de añadir textura porque puede esconder una amplia gama de defectos de la superficie. El estuco es un cobertor de pared extremadamente duradero y resistente a las manchas y está disponible premezclado de modo que es fácil de aplicar. Por lo general, se usa un rodillo texturado para colocar el producto en la pared. Puedes usar una espátula para suavizar el estuco una vez esté aplicado, pero debes cambiar la dirección en la que estás trabajando a menudo para otorgar una textura irregular. Cuando la primera capa seque, lustra el estuco frotándolo con una espátula hasta que las paredes tomen un lustre brillante.

Falso acabado

Usar pintura para crear un falso acabado para tus paredes es una forma sencilla y menos permanente de añadir textura a una habitación. Dependiendo de la técnica de falso acabado, las paredes pueden ser trabajadas para lucir como madera, granito, mármol, ladrillo, azulejo, gamuza u otros materiales. Algunas técnicas comunes de falso acabado incluyen esponjeado, ragging, cepillado, lavado de color y crackling. La mayoría de las técnicas requiere del uso de un producto de barnizado de modo que la pintura sea más fácil de trabajar y de mover en la pared y muchas a veces implican al menos dos capas de pintura para obtener el efecto deseado, de modo que el falso acabado puede ser un proyecto que demande mucho tiempo. Sin embargo, si cambias de opinión acerca de las paredes texturadas en el futuro, un falso acabado es fácil de pintar encima.

Pintura texturada

Si te gusta la apariencia del estuco o del yeso pero no el trabajo que esto implica, la pintura texturada es una alternativa ideal. A diferencia de la pintura tradicional, aquella tiene una consistencia espesa, de modo que puede ayudar a enmascarar el daño de la superficie de las paredes. Puedes comprarla de un color prefabricado u optar por personalizar el mismo para que combine con el resto del decorado de la habitación. La pintura texturada está disponible con una textura rugosa que imita la apariencia y sensación de la arenisca y un acabado más suave que provee una textura similar al estuco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles