DESCUBRIR
×

Cómo restaurar los armarios de formica de la cocina

Actualizado 21 noviembre, 2016

Si tus viejos armarios de formica de la cocina se ven anticuados y raídos, pero no puedes permitirte reemplazarlos, una manera fácil de restaurarlos es con pintura. La formica no es fácil de pintar, pero con las herramientas correctas y una preparación, puedes lograr un aspecto que iluminará y actualizará tu cocina.

Instrucciones

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
  1. Retira las puertas del armario y todos los accesorios, incluyendo las manijas. Júntalos en un bol o bolsa y déjalos a un lado. Coloca una lona protectora debajo del área de trabajo y usa cinta de pintor para encintar las paredes en los bordes de los marcos de los armarios. Abre las ventanas para ventilar.

  2. Mezcla una parte de amoníaco con una parte de agua. Sumerge un trapo en la mezcla y lava las puertas del armario y los marcos a fondo para remover la grasa y la suciedad acumuladas.

  3. Lija la superficie de las puertas y los marcos con una lijadora eléctrica y un papel de lija de grano mediano. Lija completamente todas las superficies hasta que el brillo de la formica desaparezca y la superficie se sienta ligeramente rugosa. Esto ayudará a que la pintura se adhiera a la formica.

  4. Limpia todas las superficies lijadas con un trapo húmedo para remover el polvo y la suciedad.

  5. Cubre las puertas y los marcos del armario con una pintura base. Usa un rodillo para las superficies grandes o planas siempre que sea posible y un pincel para las áreas pequeñas donde el rodillo no puede llegar, como las esquinas de los marcos y los bordes alrededor de la paredes. Deja que la pintura base se seque durante 24 horas.

  6. Pinta los armarios y los marcos en el color o los colores que elijas. Para las cocinas, elige un acabado satinado de cáscara de huevo o brillante así será más fácil de limpiar. Deja que la primera capa de pintura se seque. Si la cobertura no es uniforme, coloca una segunda capa.

  7. Usa una cortaplumas para cortar a lo largo de los bordes de la cinta de pintor así no remueves la pintura cuando la quites. Esto proporcionará un bonito borde marcado. Retira la cinta de pintor.

  8. Vuelve a colocar las manijas y los accesorios en las puertas del armario, y colócalas en los marcos.

Consejos

  • Para reducir el polvo en tu casa, transporta las puertas al exterior para lijarlas.

Necesitarás

  • Pintura
  • Pintura base
  • Rodillos para pintura
  • Pinceles
  • Bandeja para pintura
  • Lona protectora
  • Lijadora eléctrica
  • Papel de lija
  • Trapos
  • Amoníaco
  • Un destornillador
  • Cinta de pintor
  • Una cortaplumas