Cómo hacer lavabos de concreto

Escrito por lou paun | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer lavabos de concreto
El lavabo se forma en el espacio entre las dos piezas. (Jeroen De Mast/iStock/Getty Images)

Los lavabos de concreto pueden ser pequeños o grandes, elegantes o rústicos en estilo. Se utilizan tanto en interiores como en exteriores. El molde para un lavabo tiene dos piezas: un molde interno y un molde externo. El lavabo se forma en el espacio entre las dos piezas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un molde
  • Un bloque de espuma aislante
  • Una canasta de filtro para lavabo
  • Plastilina que no endurezca
  • Malla de alambre soldada (malla de ferretería)
  • Una varilla de metal de 1/4 de pulgada o 1/2 pulgada (0,63 o 1,27 cm)
  • Alambre de calibre 20
  • Cera
  • Envoltura de plástico (envoltura de cocina)
  • Aceite de cocina en aerosol que no se pegue
  • Alicates
  • Un martillo
  • Concreto premezclado
  • Pigmento coloreado (opcional)
  • Una cubeta para mezclar
  • Un palo para revolver
  • Una paleta o aplanadora de mano
  • Abrazaderas largas, o abrazaderas de tablero y medianas
  • Una espiga
  • Una espátula
  • Una hoja de poliuretano
  • Un cuchillo de caja
  • Sellador de concreto

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prepara el molde

  1. 1

    Talla un tapón de un bloque de espuma de aislamiento para el agujero del drenaje. Atorníllalo firmemente en el agujero del molde interno. Trabaja desde la parte externa del molde, de manera que el tapón se pegue debajo de la base del molde.

  2. 2

    Dobla un trozo de la varilla de metal para formar una figura que sea una pulgada (2,54 cm) más grande en todas direcciones que el molde interno. Ata los extremos que se superponen con alambre. Ésto será el borde superior de la canasta de malla de refuerzo que estará en el centro del concreto.

  3. 3

    Corta una sección de la malla de ferretería y dóblala para hacer una canasta. La base debe ser 2 pulgadas (5 cm) más pequeña que el molde externo alrededor. Cuando los lados estén doblados en su lugar, deben ser de 2 a 3 pulgadas más (5 a 7 cm) cortos que los lados del molde interno. Sutura las esquinas superpuestas con alambre.

  4. 4

    Marca una línea alrededor de la canasta de malla a una altura que sea 4 pulgadas (10 cm) más corta que el lado del molde interno. Coloca el borde a esa altura, y dobla las orillas de la canasta de malla sobre el borde. Sutura el borde en su lugar con alambre.

  5. 5

    Corta un agujero en el fondo de la canasta de malla para hacer espacio para el filtro del lavabo.

  6. 6

    Atornilla el filtro del lavabo en el agujero proporcionado para él en el molde externo. El borde del filtro debe estar como 2 pulgadas (5 cm) por encima del fondo del molde. Asegúrate de que el filtro está nivelado.

  7. 7

    Extiende una banda delgada de plastilina que no endurezca alrededor del borde del filtro del lavabo. Esto dejará espacio para el mastique del plomero cuando instales el lavabo. Haz que la plastilina quede lo más pareja posible. Corta el borde con un cuchillo.

  8. 8

    Recubre el exterior del filtro con cera. Cubre el borde superior con envoltura de plástico. Si tienes la tapa de un envase de yogur o una cubierta similar, colócala sobre la envoltura de plástico.

  9. 9

    Rocía el interior del molde externo y el exterior del molde interno con un aceite de cocina que no se pegue. Ésto hará más fácil retirar el lavabo del molde cuando hayas terminado.

    Mezcla el concreto y vierte la base

  1. 1

    Mezcla el concreto de acuerdo a las instrucciones de la bolsa, pero reemplaza la mitad del agua con adhesivo para la fijación de concreto. Si estás utilizando un pigmento colorante, sigue las instrucciones del paquete para agregarlo a la mezcla de concreto.

  2. 2

    Extiende alrededor de 1/2 pulgada (1, 27 cm) de la mezcla de concreto en el fondo del molde externo. Menea el molde y da pequeños golpes a los lados y al fondo para sacar las burbujas de aire. Repite con otra 1/2 pulgada de mezcla de concreto.

  3. 3

    Coloca la canasta de malla de alambre en el molde externo en la parte de arriba de la capa de concreto. El agujero en el fondo encaja sobre el filtro del lavabo. Centra la canasta de manera que haya la misma cantidad de espacio entre la canasta y el molde externo en todos los lados.

  4. 4

    Agrega 1 pulgada (2,54 cm) de la mezcla de concreto sobre el fondo de la canasta de alambre. Menea el molde y da pequeños golpes a los lados y al fondo para sacar las burbujas de aire.

  5. 5

    Agrega más mezcla de concreto, hasta que el concreto alcance tan solo hasta la orilla del filtro del lavabo. Alisa el concreto con una paleta.

    Vierte los costados del lavabo

  1. 1

    Retira las cubiertas de plástico de la parte superior del filtro del lavabo. Baja el molde interno a su lugar. El tapón de espuma en el fondo del molde encajará en el filtro del lavabo. Si hay un hueco, rellénalo con plastilina que no se endurezca. Sujeta los moldes firmemente en su lugar.

  2. 2

    Rellena los espacios entre los moldes con concreto mojado. Vierte alrededor de una pulgada (2, 54 cm) o algo así de concreto en una vez. Detente para menear el molde y dar pequeños golpes a los lados y al fondo para sacar las burbujas de aire. Presiona la mezcla de concreto firmemente con una espiga. Continúa hasta que los espacios se hayan llenado completamente.

  3. 3

    Alisa las orillas superiores con una espátula. En unas pocas horas, cuando la mezcla de concreto haya endurecido, retire las abrazaderas. Utiliza una espátula para limpiar cualquier sitio áspero

    Cura el concreto

  1. 1

    Cubre el lavabo con una hoja de poliuretano. Déjalo en un lugar cálido y seco por al menos tres días, mientras el concreto se cura.

  2. 2

    Retira el molde interno. Si es necesario, utiliza un cuchillo de caja para cortarlo del concreto. También puedes utilizar una palanca, pero ten cuidado de no hacer palanca contra el mismo lavabo.

  3. 3

    Determina si hay agujeros pequeños o huecos en el interior del lavabo. Si es así, rellénalos con una pasta de cemento y agua teñida para igualar el concreto del lavabo. Frota para retirar cualquier exceso y deja que el parche se seque completamente.

  4. 4

    Retira el molde exterior. Parcha cualquier agujero pequeño o hueco en el exterior del lavabo.

  5. 5

    Aplica un sellador de concreto al lavabo. Sigue las instrucciones del fabricante. Aún con la ayuda de un sellador, el concreto tardará 28 días en alcanzar su máxima resistencia. Puedes colocar el lavabo en su lugar sin esperar tanto tiempo, pero protégelo hasta que esté completamente curado.

Consejos y advertencias

  • Utiliza guantes de goma cuando trabajes con concreto.
  • Utiliza un respirador desechable cuando mezcles el pigmento en polvo.
  • Si tu piel entra en contacto con hormigón húmedo, lávala inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles