DESCUBRIR
×

Házlo tú mismo: baldosas de concreto para jardín con base de malla

Actualizado 21 noviembre, 2016

Los caminos de piedra pueden ser un toque lindo y decorativo para agregar a tu jardín, pero al mismo tiempo pueden ser muy funcionales. Puedes comprar estas piedras en las tiendas para el hogar, pero si quieres ahorrar algo de dinero puedes crear tu propio estilo y diseño; la mejor opción es hacerlos tú mismo. Es un proyecto bastante simple que sólo requiere algo de paciencia y creatividad.

Instrucciones

paving stones image by robert mobley from Fotolia.com
  1. Elige el tamaño y forma que quieres para tu baldosa. Puedes utilizar cuadrados, rectángulos, círculos o cualquier forma que puedas imaginar.

  2. Compra el molde que prefieras. Puedes conseguirlos en tiendas de artículos para el hogar o de artículos para jardinería. También puedes crear tus propios moldes utilizando tablas de 1x4 pulgadas (2,5 x 10 cm) para el lado externo del marco y una pieza de contrachapado para la base.

  3. Utiliza jalea de petróleo para cubrir los lados y la base de tu molde. Esto evitará que el concreto se adhiera al molde y hará que sea más fácil remover la baldosa una vez que esté seca.

  4. Corta una pieza de malla de tela para que encaje en la base del molde. Cualquier tipo de malla servirá, ya sea tela, metal o fibra de vidrio. El concreto debe ser vertido sobre la malla, y cuando se seque, la malla le proveerá fuerza a la baldosa.

  5. Mezcla el concreto de secado rápido con agua, según las instrucciones del paquete. Utiliza un poco más de lo que necesitará el molde; es mejor que sobre y no que falte.

  6. Vierte el concreto en el molde sobre la malla. Golpea los lados del molde con el martillo de goma. Esto ayuda a eliminar cualquier hueco con aire que pueda haber quedado en el concreto y que pueda comprometer la solidez del producto una vez seco. Ubícalo en un lugar plano, que no esté en directo contacto con la luz solar, y déjalo por al menos 24 horas.

  7. Remueve las baldosas dando vuelta al molde y golpeando la base con el martillo de goma. Las baldosas deberían salir fácilmente.

  8. Limpia la baldosa con un cepillo para eliminar cualquier parte suelta. Píntala con el sellador y déjala secar. Si no sellas el concreto, el agua penetrará en la baldosa y la romperá con el tiempo. Después de 24 horas, la baldosa debería estar lista para utilizar.

Necesitarás

  • Moldes para hacer baldosas
  • Concreto de secado rápido
  • Una malla de tela
  • Un cubo grande
  • Una pala tipo espátula
  • Jalea de petróleo
  • Un martillo de goma
  • Un cepillo
  • Sellador de concreto
  • Un pincel