DESCUBRIR
×

Cómo lavar una alfombra de lana en casa

Actualizado 21 febrero, 2017

La mayoría de la gente se sorprende al saber que una alfombra oriental de lana puede ser lavada en casa. Normalmente estas alfombras son lavables son lavables en agua, pero debes seguir las instrucciones de uso del fabricante para obtener los mejores resultados. Estas instrucciones funcionan para alfombras de tamaño medio, no para las grandes.

Instrucciones

homydesign/iStock/Getty Images
  1. Aspira la alfombra. Hazlo por ambos lados.

  2. Limpia las manchas con un quitamanchas apropiado para alfombras de lana. Asegúrate de probarlo en una zona menos visible para ver si destiñe.

  3. Saca la alfombra fuera y ponla en un área limpia y pavimentada.

  4. Moja la alfombra con una manguera.

  5. Añade dos tapones de detergente como Woolite en un cubo de agua fría. Usar una batidora hará que se genere el agua de lavado en el cubo.

  6. Usa una esponja o trapo sobre la alfombra con la espuma y agua de lavado, frotando con cuidado.

  7. Una vez hayas terminado con el detergente, enjuaga la alfombra.

  8. Frota la alfombra con las toallas secas para quitar el agua restante. La alfombra húmeda será muy pesada.

  9. Deja la alfombra extendida para que se seque. Evita que esté largos períodos de tiempo al sol porque podría provocar que pierda color o se encoja.

Consejos

  • Eucalan Woolwash es otro producto popular usado para limpiar alfombras de lana. No genera demasiada espuma y no requiere aclarado.
  • Utiliza siempre un detergente con un pH neutral (5.0-8.0).
  • Debes limpiar tu alfombra de lana cada 12 o 18 meses.
  • Si no quieres lavar la alfombra tú solo, puedes contratar a una compañía de limpieza que se dedique a eso y haga el trabajo por ti.

Necesitarás

  • Quitamanchas
  • Una aspiradora
  • Bastantes toallas secas
  • Una esponja o trapo
  • Detergente suave para lana