Cómo limpiar un aire acondicionado de ventana

Escrito por jane smith
Cómo limpiar un aire acondicionado de ventana

http://home.howstuffworks.com/how-to-maintain-an-air-conditioner1.htm

Los aires acondicionados de ventana necesitan limpieza y mantenimiento en forma habitual para funcionar con un rendimiento óptimo. No es difícil, pero te llevará tiempo. Tu recompensa será un aire más puro y fresco y un sistema de enfriamiento más eficaz. Este método es sólo para limpiar el filtro y el carrete interior de tu aire acondicionado. A menos que hayas realizado un curso de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HAVC, por sus siglas en inglés) o un curso para reparar motores pequeños, no intentes limpiar o desmontar el armazón del motor de tu aire acondicionado. Si tu equipo necesita un cambio de refrigerante, por favor consulta con un contratista de HVAC autorizado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un tazón de agua caliente y jabonosa
  • Una boquilla rociadora manual
  • Solución blanqueadora, desinfectante o fungicida
  • Un rollo de toallas de papel
  • Hisopos
  • Un cepillo de dientes viejo
  • Un vaso de agua para enjuagar
  • Un cesto de basura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que el aire acondicionado de ventana está desconectado de cualquier fuente de energía antes de comenzar a limpiarlo. Si tu unidad de ventana está conectada a la electricidad interna de la casa en lugar de a un cable, apaga el disyuntor principal de la casa o retira los fusibles, si todavía cuentas con este viejo método. El condesandor de tu unidad de ventana puede almacenar electricidad aún cuando el equipo esté desenchufado. Antes de comenzar con la limpieza del interior de tu aire acondicionado, sigue las instrucciones del fabricante para asegurarte de que el condensador se haya descargado y evitar así cualquier riesgo de descarga eléctrica.

  2. 2

    Pasa un paño húmedo por la cubierta exterior del aire acondicionado para quitar cualquier tipo de polvo o suciedad sueltos. Extrae la cubierta frontal del aire acondicionado. Algunas cubiertas se extraen fácilmente, otras están sujetas mediante abrazaderas plásticas o tornillos que deberán desmontarse. Coloca los tornillos u otros aditamentos fuera del alcance de mascotas y niños pequeños.

  3. 3

    Llena el fregadero de la cocina o la bañera con agua caliente y jabonosa, hasta un tercio de su tamaño. Sumerge el filtro dentro del lavabo, tazón o bañera y muévelo enérgicamente formando remolinos para quitar todo el polvo y la suciedad. De ser necesario, emplea un cepillo blando para quitar la suciedad atrapada y resistente. Utiliza un cepillo de dientes viejo para aflojar la suciedad que se encuentra en las esquinas y en lugares difíciles de alcanzar. Enjuaga con una boquilla rociadora manual. Agita el filtro para dejar caer el exceso de agua y déjalo secar en posición vertical. No vuelvas a colocar el filtro mojado dentro de tu unidad de ventana, la humedad causará una rápida acumulación de polvo y suciedad además de crear un ambiente propicio para el moho.

  4. 4

    Utiliza guantes de plástico o goma cuando trabajas con blanqueador o limpiadores fuertes. Sumerge un cepillo de dientes viejo dentro de la solución blanqueadora, desinfectante o fungicida y agítalo suavemente para emplear la menor cantidad de agua posible. Lenta y cuidadosamente barre el polvo y la suciedad de los carretes y de las superficies internas del aire acondicionado que estén a tu alcance. Enjuaga el cepillo de dientes con frecuencia. Repite el procedimiento con hisopos sumergidos dentro de la misma solución. Cambia el agua de enjuague cada vez que se ensucie. Continua limpiando con el cepillo de dientes y los hisopos hasta que consideres que has eliminado toda el polvo y la suciedad que estaban a tu alcance. Seca las superficies con un bollo de toalla de papel.

  5. 5

    Una vez que el filtro esté seco, vuelve a colocarlo en su lugar. Haz lo mismo con la cubierta frontal. Asegúrate de reemplazar todos los tornillos y aditamentos que habías quitado anteriormente. Enciende tu unidad de ventana y observa si sopla polvo o suciedad. Apaga la unidad y limpia esta suciedad, luego enciéndela nuevamente. Limpia lo que has ensuciado y desecha todo dentro de un cesto de basura. Asegúrate de eliminar todas las gotas de agua o de líquido limpiador.

Consejos y advertencias

  • Si tu aire acondicionado necesita un cambio de refrigerante, por favor consulta con un contratista de HVAC autorizado.
  • Utiliza guantes de goma o plástico para proteger tus manos cada vez que manipules blanqueador o cualquier otro tipo de limpiador fuerte.
  • Asegúrate de que la habitación esté ventilada cuando utilices blanqueador u otros líquidos de limpieza. Si puedes oler gases, es porque no cuentas con la ventilación adecuada.
  • Asegúrate de que el aire acondicionado de ventana esté desconectado de cualquier fuente de energía antes de comenzar a limpiarlo.
  • A menos que hayas realizado un curso de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) o de reparación de motores pequeños, no intentes limpiar o desmontar el armazón del motor de tu aire acondicionado.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media