Cómo limpiar una aspiradora sin bolsa

Escrito por contributing writer | Traducido por nieves fragola
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una aspiradora sin bolsa
Puedes limpiar tu aspiradora en unos pocos y sencillos pasos. (George Doyle & Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images)

Las aspiradoras sin bolsa requieren una limpieza para funcionar correctamente. Esto se puede hacer en unos pocos y sencillos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Retira el recipiente grande en la parte frontal de la aspiradora, donde se acumula la suciedad. Por lo general, tiene una palanca en el frente que puede deslizarse hacia el costado con el fin de retirar el recipiente.

  2. 2

    Vacía el recipiente en la basura y agítalo un par de veces para desalojar el polvo.

  3. 3

    Gira la parte inferior del recipiente grande para desengancharlo y quitar el recipiente más pequeño unido a éste. Tiene una pieza de espuma unida a un filtro redondeado. Retira esta pieza y elimina todo el polvo que se haya acumulado allí frotándolo con los dedos.

  4. 4

    Saca el filtro de donde extrajiste la pieza de espuma y golpéalo suavemente contra una pared. Esto eliminará el polvo atrapado en el interior.

  5. 5

    Da vuelta la pieza de espuma de adentro hacia afuera y colócala de nuevo en el filtro. Vuelve a colocar éste en el recipiente pequeño y únelo nuevamente al recipiente más grande.

  6. 6

    Llega arriba, donde el recipiente grande estaba apoyado y desengancha el filtro que se encuentra allí. Toma este filtro exterior y golpéalo suavemente contra una pared para eliminar el polvo. A continuación, colócalo de nuevo en la aspiradora.

  7. 7

    Una vez que el filtro de sobrecarga esté seguro en su lugar, coloca el recipiente grande de nuevo en su sitio. Asegúralo con la palanca.

Consejos y advertencias

  • Limpia tu aspiradora de esta manera una vez por semana para evitar que se acumule demasiado polvo en los filtros.
  • También puedes enjuagar los recipientes y la pieza de espuma una vez al mes para mantenerlos aún más limpios.
  • Tu recipiente grande debe tener una línea que indique el punto en el que está lleno. No tienes que esperar a que llegue ese momento para vaciarlo.
  • Si enjuagas tus recipientes y la pieza de espuma, asegúrate de dejarlos apoyados en un escurridor o mostrador hasta que estén completamente secos. Corres el riesgo de que se pongan mohosos si no te aseguras de que estén completamente secos, especialmente la pieza de espuma.
  • Asegúrate de dar un paso atrás cuando estés golpeando los filtros. El polvo tiende a volar por todas partes, por lo que es mejor que lo hagas afuera.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles