DESCUBRIR
×

Cómo limpiar el filtro de HEPA de una aspiradora

Actualizado 21 febrero, 2017

Las aspiradoras con filtros de alta eficiencia para partículas de aire, filtran partículas, suciedad y polvo. Un filtro HEPA puede filtrar partículas más pequeñas que los filtros tradicionales. Para que sea denominado de esa forma, el filtro debe superar una prueba y poder atrapar al menos el 99,97 de las partículas de 0,3 micrones o de mayor tamaño. La mayoría de los fabricantes recomiendan desechar y comprar un nuevo filtro HEPA cuando el mismo se lo utiliza para aspirar polvo; sin embargo, mientras el filtro no esté roto, puede ser limpiado y reutilizado. Cuando limpies un filtro de estas características, no utilices ningún químico pues eso lo deterioraría.

Instrucciones

  1. Sigue las instrucciones provistas por el manual del fabricante para quitar el filtro de tu aspiradora.

  2. Lleva el filtro al exterior. Utiliza un cepillo de cerdas medianas para quitarle la suciedad y el polvo. Suavemente mueve los pliegues del filtro para poder limpiar entre ellos.

  3. Rocía aire comprimido en el filtro para quitarle el polvo y la suciedad.

  4. Llena el fregadero con una cantidad de agua tibia que sea suficiente para sumergir el filtro y echarle jabón líquido para vajilla. Coloca el filtro en el agua. Usa una esponja para frotarlo suavemente y eliminar el polvo y suciedad remanente.

  5. Deja que el filtro se seque al aire libre.

  6. Inspecciona el filtro. Asegúrate de que no tenga desgarros o roturas. Si todavía está en buenas condiciones, vuelve a colocarlo en la aspiradora.

Necesitarás

  • Un cepillo de cerdas medianas
  • Aire comprimido
  • Jabón líquido para vajillas