Cómo limpiar y restaurar zapatillas de tela

Escrito por ehow contributor | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar y restaurar zapatillas de tela
Limpia las zapatillas para restaurarlas y dejarlas en buen estado. (empty shoes image by Mitchell Knapton from Fotolia.com)

El hecho de que tus zapatillas deportivas hayan acumulado tierra y suciedad no significa que debes desecharlas. Límpialas para renovarlas y dejarlas en buen estado. No las tires solo porque estén sucias. Ahorra dinero ya que puedes restaurarlas a su antiguo estado y prolongar su vida.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua fría
  • Un cepillo de dientes viejo o cepillo suave para tallar
  • Un jabón suave
  • Unas servilletas
  • Un calcetín blanco
  • Una lavadora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Espera a que las zapatillas húmedas y sucias sequen antes de limpiarlas. Llévalas al exterior y golpéalas entre sí o contra una superficie dura para quitarles la mugre y el lodo.

  2. 2

    Quita los cordones de las zapatillas deportivas. Colócalos dentro de un calcetín y haz un nudo en la parte superior de este último. Lava y seca los cordones con ropa del mismo color.

  3. 3

    Moja las zapatillas con agua fría. Coloca jabón en un cepillo de fregar. Refriega tanto el interior como el exterior de las zapatillas con el cepillo. Aplica más jabón en caso de ser necesario.

  4. 4

    Quita el jabón de las zapatillas con agua limpia y fría. Friega las manchas difíciles con jabón adicional. Enjuga todo el jabón de las zapatillas.

  5. 5

    Quita todo el exceso de agua de las zapatillas. Seca los zapatos con una toalla limpia y seca. Arrolla unas servilletas de papel gruesas para formar bolas. Introdúcelas dentro del zapato para que absorban el agua.

  6. 6

    Coloca las zapatillas deportivas en una superficie donde puedan secarse a temperatura ambiente. Quita las bolas de servilleta una hora después. Reemplaza las bolas por otras secas. Cámbialas frecuentemente hasta que absorban todo el exceso de humedad

  7. 7

    Vuelve a colocar los cordones de las zapatillas. Compra unos cordones nuevos cuando los viejos ya no queden tan limpios como los zapatos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles