Lineamientos para sembrar en primavera: Noreste

Escrito por mary welch | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Incluso con su temporada de siembra más corta, el jardín del Noreste puede ser abundante.

Lineamientos para sembrar en primavera: Noreste
Los vegetales con raíz crecen bien en el Noreste. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

La calidad del sol es diferente que los de los estados más cercanos al ecuador. Esto afecta las plantas como las cebollas. Puede que tengamos días largos, pero nuestra luz solar directa podría ser de sólo seis horas.

— Steve Jones, dueño de Mettowee Mill Nursery en Dorset, Vermont

Existen muchos retos para hacer jardinería en el Noreste. Pero si sabes qué y cuándo sembrar, puedes tener una cosecha digna de una cena de acción de gracias. Sin embargo, para cosechar este éxito, debes asegurarte de que la tierra sea apropiada y que no hayan probabilidades de nevadas. Y, simplemente, debes sembrar las plantas y flores correctas para tu zona (¿alguien puede decir arándanos, tomates, tulipanes y maíz?).

La jardinería en los estados del noreste está definida por sus inviernos, pero eso no significa que tener jardines con abundantes flores y vegetales sea imposible. Sólo significa que los jardineros, especialmente en los estados de Nueva Inglaterra, deben prepararse para una temporada corta de crecimiento y saber cómo maximizarla.

"Cuando haces jardinería en Nueva Inglaterra, debes considerar el invierno primero", dijo Michael Arnum, director de marketing y relaciones públicas de Tower Hill Botanic Garden en Boylston, Massachusetts. "Tendrás seis meses de inactividad".

Steve Jones, dueño de Mettowee Mill Nursery en Dorset, Vermont, concuerda con el adagio de no sembrar hasta después del Día de la Memoria. "Ciertamente pueden haber nevadas en abril y mayo acá. Puedes empezar a preparar la tierra a finales de abril o principios de mayo y, si quieres arriesgarte, comenzar a sembrar ahí. Pero sí recibimos nevadas tan tarde en la temporada. Debes ser una planta muy resistente para estar en esta zona".

Sin embargo, algunas áreas dentro de los estados del noreste también tienen inviernos levemente más suaves y cortos, lo que agrega algunas semanas a la temporada de crecimiento.

"Realmente debes prestar atención a las zonas de siembra", dijo el Dr. Chris Sacchi, un profesor en el departamento de biología en la Universidad de Kutztown en Kutztown, Pennsylvania. "Por ejemplo, mi hermano en la parte superior de Nueva York comienza a sembrar algunas semanas después que yo. Yo uso el 11 de mayo como la fecha de la última nevada, y en promedio, es muy precisa. Claro, en todos los otros lugares del noreste y los estados de Nueva Inglaterra, tienden a sembrar después del día de la memoria. Algunos de mis vecinos siembran a finales de abril, pero se están arriesgando.

La USDA recientemente lanzó nuevas zonas de resistencia de las plantas que representan las temperaturas mínimas extremas en promedio anual en ciertas localidades durante un período particular de tiempo, que son una buena lectura de cuándo y qué debe sembrarse y la duración de la temporada de crecimiento.

Bajo las nuevas zonas, los estados del noreste se encuentran entre 3b (-35 a -30º F [-37 a -34º C]) en las partes más frías de Nueva York, Vermont, New Hampshire y Maine a 7b en el sur de Nueva Jersey (5 a 7º F [-15 a -12º C]).

Junto con la diversidad de sus temperaturas, la región tiene una variedad de suelos. En los estados de Nueva Inglaterra, tiende a ser rocoso y arenoso, mientras que en Nueva Jersey, Pennsylvania y Nueva York, la tierra es más a base de arcilla o piedra caliza.

"Puedes encontrar virutas de arcilla en la tierra aquí, y eso no sostiene el agua muy bien", dijo Ginger Pryor, coordinadora de la maestría en jardinería en la Universidad Penn State. "Las pruebas de suelo son importantes, y probablemente sea buena idea colocar al menos 5 por ciento de abono orgánico en ella".

Arnum dice que preparar la tierra en Nueva Inglaterra es una actividad de largo alcance. "Es muy rocosa, así que con los años podrás desechar las rocas grandes y agregar piedra caliza y materia orgánica para hacerla una tierra más rica. Toma tiempo".

Otra diversidad interesante dentro de esta región es la cantidad de luz solar. En las regiones del norte, el sol puede brillar por 14 a 16 horas durante el verano. "La calidad del sol es diferente que para los estados más cercanos al ecuador", dice Jones. "Esto afecta a las plantas como las cebollas. Puede que tengamos días largos, pero nuestra luz solar directa podría ser sólo de 6 horas".

Prestando atención a la temporada de crecimiento, los jardineros pueden tener éxito con el número de cosechas, particularmente cosechas con raíz. El brócoli, coliflor, guisantes, remolachas, lechugas y pepinos crecen bien. Las cosechas más difíciles de cultivar son el cantalupo, espárrago, okra, melones (de cualquier tipo), fresas y pimientos, dice Barbara Murphy, educadora de extensión de la Universidad de Maine.

Las flores como impaciencias, begonias, lilas, árboles de manzano silvestre y peonías, prosperan en esta área. "Siempre trato de tener una o dos plantas que florecen en mi jardín", dice Sacchi. "Comienzo con azafrán, rosa cuaresmal, fresas ornamentales, Alexander de oro, lirios, flor cardinal y Susan de ojos negros. Todas funcionan bien aquí".

Las flores bulbosas como los tulipanes y narcisos crecen especialmente bien. "Ellas necesitan esos seis meses de inactividad por el frío", dijo Arnum. Él sugiere sembrar los bulbos en el otoño cuando las temperaturas nocturnas permanecen entre los 40 y 50º F (4 y 10º C). También sugiere sembrar al menos seis semanas antes de que la tierra se congele para darle suficiente tiempo para que el bulbo comience a enraizarse. Si la tierra contiene mucha arcilla (se hará un charco después de una buena lluvia), y arena y abono. Después de la primera nevada, cubre la cama de bulbos con un mantillo liviano que mantendrá una temperatura consistentemente fría en la tierra.

Muchos de estos bulbos, como los narcisos, tulipanes, calas, nardos e iris, también son bienvenidas por otra razón: a los venados no les gustan. "Los venados se comerán casi cualquier cosa, y es frustrante tener un gran jardín de flores o vegetales y perderla a manos de los venados", dice Sacchi. "Y en estas partes del país, los venados están por todas partes, incluso cerca de los vecindarios de los suburbios".

También inoportuna en los jardines del noreste es una nueva peste: la chince marrón marmorada. Introducida de Asia, este bicho a pasado de ser una molestia a un verdadero problema para los que cultivan huertas.

"Vinieron a Pennsylvania hace aproximadamente cinco años, y aman la comida: las frutas, pimientos, tomates, maíz dulce", dice Pryor. "No hay muchas cosas que hayamos descubierto para capturarlas; ciertamente nada orgánico parece funcionar. Ellas excretan una enzima que vuelve blanco al tomate y negro al maíz".

A pesar de los retos de la arcilla o la tierra arenosa, los largos inviernos y los tiempos cortos de crecimiento, la jardinería en el noreste puede ser gratificante, especialmente si recuerdas un axioma de la jardinería y la renovación. "Si algo muere", dice Sacchi, "coloca una nueva planta ahí y deja que se gane un lugar en el jardín".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles