Cómo mantener un buen aroma corporal durante todo el día

Escrito por ehow contributor | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mantener un buen aroma corporal durante todo el día
Mantén un buen aroma corporal durante todo el día. (istarif/iStock/Getty Images)

Además de enfriar la temperatura del cuerpo, la función de las glándulas sudoríparas consiste en excretar toxinas de tu cuerpo. Las bacterias que se anidan en las partes sudorosas del cuerpo, el tipo de comida que ingerimos o los remedios que tomamos pueden provocar un olor corporal desagradable. En todos los casos, reducir el uso de los desodorantes y antitranspirantes con base química para poder adoptar maneras naturales de abordar la causa principal del mal olor te ayudará a mantener un buen aroma corporal durante todo el día. Sigue estos pasos para aprender más sobre el tema.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Modificaciones en la dieta

  1. 1

    Agrega muchos alimentos con granos enteros, vegetales de hojas verdes, frutas frescas, productos de la soja, nueces y semillas. No comas demasiada carne roja, causa estancamiento en el cuerpo. Reduce la ingesta de alimentos sin fibra o con mucha harina blanca refinada, azúcar y aceite hidrogenado.

  2. 2

    Haz una dieta basada en plantas. La clorofila y los fitonutrientes de las plantas limpiarán tu cuerpo desde adentro hacia afuera. Cocina tu comida agregándole sabor con hierbas como perejil, cilatro y menta, y con hierbas aromáticas como tomillo, orégano, romero y salvia.

  3. 3

    Limpia tu sistema bebiendo más agua. Mantener tu cuerpo fresco enlentecerá la tasa metabólica, y por ende, la cantidad de transpiración.

  4. 4

    Bebe un vaso de agua tibia mezclada con una cucharadita de miel a menudo durante el día. La miel es una excelente purificadora de la sangre. Además, beber una taza de té de hierbas de salvia reduce la actividad de las glándulas sudoríparas.

    Remedios caseros

  1. 1

    Sumerge una mota de algodón en alcohol isopropílico o en vinagre y limpia tu axila y otras partes de tu cuerpo que tengan un sudor excesivo. Esto mata a las bacterias que causan el mal olor y mantiene el área seca durante un lapso más prolongado.

  2. 2

    Prepara y usa un desodorante natural casero con cantidades iguales de bicarbonato de sodio y almidón. En cuanto a fragancias se refiere, agrega algunas gotas de aceites esenciales como ylang ylang, lavanda o manzanilla. Aplícalo seco.

  3. 3

    Desodoriza tu cuerpo con ingredientes naturales como vinagre blanco, aceite del árbol de té, hamamelis o vinagre de sidra de manzana. Los ingredientes herbales no son irritantes y tienen propiedades antimicrobianas que neutralizan a las bacterias que causan el mal olor.

  4. 4

    Mezcla media cucharadita de bicarbonato de sodio con algunas gotas de jugo de limón. Frota esta mezcla sobre las áreas problemáticas después de tu baño. Déjala unos pocos segundos y luego enjuaga. El bicarbonato de sodio absorbe la humedad y aplaca a las bacterias que causan el olor desagradable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles