El mejor fertilizante para zanahorias

Escrito por barbara barker | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El mejor fertilizante para zanahorias
Las zanahorias crecen mejor en los suelos profundos y flojos. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Las zanahorias necesitan mucho potasio, aunque también requieren nitrógeno, fósforo y micro-nutrientes. Los factores ambientales pueden prohibirles la absorción de los nutrientes del suelo. Una tierra compacta, por ejemplo, evita que el agua que transporta los nutrientes llegue a las raíces de las plantas. La Universidad de Florida recomienda analizar el suelo antes de mejorarlo para la producción de zanahorias. La necesidad de los nutrientes para las zanahorias depende de la deficiencia del suelo.

Otras personas están leyendo

Potasa

La potaso provee potasio. El potasio es esencial para las plantas de zanahorias, para que hagan la fotosíntesis, para el transporte del agua y los nutrientes y para el refresco de las mismas. Las hojas de las zanahorias con deficiencias se enrulan y tienen los bordes quemados, y los tallos dejan de crecer. Mejora a los suelos que son de ácidos a neutrales con potasa antes de plantar. La potasa eleva el pH y se la recomienda para los suelos alcalinos.

Alga marina

Las plantas de zanahorias necesitan micro-nutrientes para las células y la producción de clorofila. Si un análisis del suelo muestra deficiencias en micro-nutrientes, mejora al suelo con algas marinas. Las algas son una fuente orgánica de micro-nutrientes en los que están incluidos el calcio, el magnesio y el boro, deficiencias que sufren comúnmente estas plantas. La deficiencia de calcio hace que los tallos colapsen y las hojas se marchiten. La de magnesio hace que las hojas se pongan amarillas. Las hojas con deficiencia de boro tienen un tinte anaranjado. Si le pones demasiadas algas, puede ser que coseches zanahorias fibrosas.

Nitrógeno-fósforo-potasio

Los fertilizantes con nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K) ofrecen una proporción balanceada de liberación rápida de macro-nutrientes para las zanahorias. Si una prueba del suelo indica una deficiencia en todos los macronutrientes. Puedes aplicar un NPK 30 días después de la germinación. Los síntomas de una deficiencia en macro-nutrientes incluyen hojas pálidas o violetas que se mueren rápidamente y plantas enanas. Para obtener los mejores resultados, selecciona un NPK en cuya etiqueta figure 1-1-1 o 1-2-2. Estos macro-nutrientes son los responsables de muchos de los aspectos del crecimiento de la planta, incluyendo la formación de la raíz y las hojas y de la fotosíntesis. Lee y sigue las instrucciones cuidadosamente para asegurarte de que aplicas la dosis correcta. Demasiado nitrógeno puede resultar en zanahorias con quebraduras o bifurcadas y producir demasiadas hojas en detrimento de la formación de las zanahorias. Si pones demasiado fósforo puedes polucionar el agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles