Cómo montar una cabecera casera forrada en tela

Escrito por rochelle leggett | Traducido por maría di nucci
Cómo montar una cabecera casera forrada en tela

Las cabeceras de tela son simples proyectos para hacer uno mismo.

Creatas/Creatas/Getty Images

Las cabeceras son una manera simple de agregar un elemento decorativo al dormitorio. Mucha gente hace sus propias cabeceras cubriendo un trozo de madera contrachapada o un material similar con relleno, espuma o tela suave, lo cual crea una superficie agradable contra la cual recostarse, así como también un elemento atractivo para la habitación. Montar la cabecera apropiadamente es un factor que debe tenerse en cuenta, ya que una cabecera mal montada puede quedar torcida, moverse o dañar la pared.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un lápiz
  • Una regla
  • Dos montajes de enclavamiento al ras
  • Tornillos
  • Un destornillador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Localiza los tachones en la pared detrás de tu cama. Puedes usar un buscador de tachones o golpear las paredes, escuchando los cambios de tonos para localizarlos. Los lugares entre los tachones sonarán huecos. Montar la cabecera en los tachones es más estable que montarlos sobre el yeso, especialmente si la cabecera es pesada.

  2. 2

    Sostén la cabecera en la pared. Haz una línea suave en la pared con un lápiz para indicar donde quieres que esté la parte superior de la cabecera. Usa esta línea como guía para hacer marcas donde quieres los montajes. Los montajes deberían estar en un tachón , a alrededor de 3 pulgadas (7,62 cm) por debajo de la parte superior de la cabecera. Asegúrate de que cada montaje esté cerca de cada extremo de la cabecera.

  3. 3

    Atornilla la mitad inferior de un montaje de enclavamiento al ras sobre cada marca que has hecho en los montajes de la pared. Los montajes de enclavamiento de hecho son reversibles, por lo tanto no importa qué mitad uses, mientras que los dientes miren hacia arriba y el lado curvo esté hacia afuera.

  4. 4

    Mide en la cabecera 3 pulgadas (7,62 cm) hacia abajo desde la parte superior y haz una línea en la parte trasera. La otra mitad del montaje de enclavamiento debe ir en esta línea.

  5. 5

    Sostén la cabecera contra la pared. Mira, luego cuidadosamente marca donde el montaje de enclavamiento en la pared toca la línea que has dibujado en la parte trasera de la cabecera. Haz una marca donde se tocan, luego atornilla la otra mitad del montaje de enclavamiento en tus marcas. El diente del montaje de enclavamiento debe mirar hacia abajo y el lado curvo debe mirar hacia afuera.

  6. 6

    Borra todas las líneas en la pared.

  7. 7

    Sostén la cabecera contra la pared y gentilmente deslízala hacia abajo de modo que las mitades de los montajes encastren, sosteniendo la cabecera segura contra la pared.

Consejos y advertencias

  • Puedes querer usar un nivelador para asegurarte de que la cabecera quede perfectamente horizontal. Cuando dibujes la línea marcando la parte superior de la cabecera en la pared, sostén un nivelador contra la línea, con la base del nivelador sobre la línea. Verifica para asegurarte de que la burbuja en el tubo horizontal quede en el medio. Presiona la espuma en ambos lados de los montajes. Si usas tornillos que son demasiado largos, podrán sentirse a través de la espuma, por lo tanto verifica esos puntos o partes filosas para asegurarte de que la cabecera sea segura. Si sientes algún punto filoso, reemplaza los tornillos con unos más cortos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media