Ollas de cobre antiguas

Escrito por ingrid hansen | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ollas de cobre antiguas
Las ollas de cobre antiguas exhiben un color rojizo con una singular pátina rosada. (Rustic copper pot, isolated on white image by Accent from Fotolia.com)

Las ollas de cobre antiguas están muy solicitadas, en parte porque hoy en día la gente suele preferir los productos naturales, incluyendo los utensilios de cocina.

Estas ollas, además de ser bonitas, duran más que las que han sido elaboradas con otros materiales. Las ollas antiguas de cobre muestran una singular pátina rosada, que han ido adquiriendo con el tiempo y que las hace especialmente deseables. Aunque tu intención no sea utilizarlas para cocinar, estas piezas son idóneas para ser coleccionadas.

Muchas ollas de cobre antiguas forman parte de la herencia familiar. Pero si no has heredado ninguna, no te preocupes; sigue habiendo un montón de ollas de cobre antiguas disponibles hoy en día.

Otras personas están leyendo

Historia

Las ollas y los utensilios de cocina de cobre han sido utilizados durante más de 3000 años. Los colonos americanos cocinaban sus copiosas comidas en ollas de este tipo que dejaban colgando sobre el fuego todo el día. El cobre era una opción excelente, no solo porque conduce muy bien el calor, también porque la gente no tenía mucho más donde elegir para fabricar sus utensilios. Antes de que se inventara la maquinaria para fabricarlos, se elaboraban a partir de láminas de cobre. Los herreros las calentaban y les daban la forma de ollas sobre los yunques. A esto le seguía un proceso de "estañado", en el que se aplicaba una fina capa de estaño para recubrir la superficie de cocción de la olla.

Tipos

Es posible encontrar una gran diversidad de recipientes de cobre antiguos; entre los más comunes se encuentran las teteras y los hervidores de casi cualquier tamaño y forma. Existe también una amplia variedad de ollas de cocina y sartenes. También podrás encontrar regaderas, cazos, jarrones grabados, calderas, cubos, moldes de gelatina, leñeras, ollas para hacer mermelada, tazas medidoras, jarras y hasta antiguos azulejos de cobre para el techo.

Función

Puedes utilizar estas ollas de cobre antiguas para la cocina de todos los días, pero para ello es preciso que sean "reestañadas" cada quince años o así con el fin de restituir el revestimiento de la superficie interior. Debido a que es posible que se produzca una reacción química potencialmente tóxica entre los alimentos ácidos y el cobre, a estas ollas se les debe aplicar un revestimiento de acero o estaño.

Gracias a sus cualidades estéticas, los coleccionistas muestran sus ollas con orgullo. Si no piensas utilizar tus ollas antiguas para cocinar, puedes recubrirlas con un esmalte transparente para protegerlas de la oxidación.

Consideraciones

Las mejores ollas de cobre antiguas son muy pesadas. Procura elegir piezas que muestren un desgaste mínimo. El color del cobre debe ser más rojizo que rosado. Si la pieza exhibe un color rosado, será un signo revelador de que se trata de un objeto de fabricación reciente que, además, es posible que tenga un interior de aluminio. Este color rosa no debe confundirse con el brillo de color rosado que aparece en las ollas de cobre antiguas de calidad.

Prevención y solución

Para que su aspecto sea inmejorable, las ollas de cobre deben ser pulidas tres o cuatro veces al año.

No introduzcas nunca tus ollas de cobre, viejas o nuevas, en el lavavajillas; los productos químicos reaccionarían con el cobre.

Existen en el mercado distintos abrillantadores que sirven para limpiar y acondicionar las ollas de cobre antiguas y cada uno de ellos proporciona un tipo de brillo diferente al metal. Por ejemplo, el de la marca Red Bear aporta un brillo rosado. Si tienes una olla con una zona quemada, Copper Brite le devolverá su color.

Si lo que prefieres es un limpiador natural que sea igualmente fácil de utilizar, puedes elaborar una solución con jugo de limón o vinagre blanco mezclado con un poco de sal. Utiliza un cepillo suave para aplicarla, enjuaga bien y luego seca la superficie.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles