Cómo prevenir la acumulación de polvo

Escrito por corey m. mackenzie
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

El polvo no sólo hace que una casa luzca sucia, sino también puede causar problemas para las personas alérgicas. El polvo en el hogar puede contener agentes contaminantes, polen e incluso las heces del ácaro del polvo, que pueden generar reacciones en cualquier persona propensa a los problemas respiratorios. La prevención de la acumulación de polvo es un proceso de varias etapas. Desafortunadamente, no hay sólo una cosa que puedas hacer. Sin embargo, si haces del proceso un hábito no tomará mucho más tiempo que la limpieza regular y tendrás una casa más limpia e hipoalergénica.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una aspiradora (preferiblemente con un filtro HEPA)
  • Trapeadores de microfibra para polvo
  • Mopas de esponja
  • Limpiadores de madera repelentes del polvo (Pledge o Endust, por ejemplo)
  • Un purificador de aire con filtro HEPA

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo prevenir la acumulación de polvo

  1. 1

    Aspira los pisos alfombrados, las cortinas y todos los muebles tapizados al menos una vez a la semana. El polvo se acumula con facilidad en ellos, aunque no sea tan visible como en otras superficies.

  2. 2

    Rocía las superficies de madera con un limpiador repelente de polvo. Además, mantén las encimeras y electrodomésticos limpios y libres de polvo limpiándolos por abajo todos los días.

  3. 3

    Coloca alfombras pequeñas cerca de las entradas. Éstas atraparán un montón de tierra que se lleva en los zapatos. Trapeando los pisos de cerámica al menos una vez por semana también evitarás la acumulación de polvo. Si tu casa tiene pisos de madera, utiliza en su lugar una mopa de microfibra sobre ellos una vez por semana o con mayor frecuencia.

  4. 4

    Compra un purificador de aire que contiene filtros HEPA. Estos filtros son capaces de capturar partículas de polvo. Si bien estos purificadores de aire no eliminarán todo el polvo de la casa, atraparán una gran parte de él.

  5. 5

    Cambia todos los filtros, incluyendo los de la caldera y los del aire acondicionado con frecuencia (al menos cada tres meses). Los filtros sucios no pueden hacer bien su trabajo.

Consejos y advertencias

  • Dado que gran parte del polvo está compuesto de células cutáneas, incluso manteniendo cerradas las puertas y ventanas no prevendrás totalmente el polvo. Sin embargo, limpiando tu casa regularmente puedes prevenir la acumulación de éste. Deshazte de las cosas que realmente no necesitas en el hogar. Por ejemplo, si realmente no necesitas cinco almohadas en el sofá y una alfombra de felpa, regálalas. Estos artículos retienen el polvo y pueden contribuir a su acumulación.
  • Los aerosoles que son anti-polvo pueden no ser adecuado para todos los acabados de madera. Asegúrate de revisar las recomendaciones del fabricante de los muebles antes de aplicar cualquier producto para la madera. Algunas clases de polvo, tales como el provocado por la pelusa de la secadora o los cereales, son inflamables. Evita fumar o de lo contrario se crearán chispas (incluyendo aquellas de la electricidad estática) mientras estás limpiando este tipo de polvo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles