Cómo hacer una puerta para mascotas con PVC

Escrito por katherine barrington Google | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una puerta para mascotas con PVC
Limita el espacio por el cual puede correr tu perro construyendo e instalando una puerta para mascotas de PVC. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Una puerta para mascotas de PVC es una barata forma de limitar el dominio de tu mascota a ciertas áreas de la casa. Limitar la zonas a las cuales tiene acceso tu mascota es una forma de mantenerlas alejadas de plantas y otras substancias que podrían ser peligrosas si son comidas, y es también una forma sencilla de limitar qué tantos problemas pueden ocasionar si no estás en tu hogar. Las puertas de PVC para mascotas pueden ser construidas en minutos y pueden ser instaladas y movidas de una habitación a otra de ser necesario.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • PVC de 1 pulgada (2,5 cm)
  • Cortadores de PVC
  • Conectores de PVC con forma de T (4)
  • Malla plástica o de alambre
  • Ataduras para cables
  • Varillas para cortinas retractables (2)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza la cinta métrica para medir el ancho de la puerta que deseas bloquear. Puedes personalizar el alto de la puerta para mascotas para que se adecue a tu mascota en particular, pero la altura estándar para éstas es de alrededor de 26 pulgadas (65 cm).

  2. 2

    Corta dos piezas de tubo de PVC de 1 pulgada (2,5 cm) con un par de cortadoras de PVC para que tengan un largo de 26 pulgadas (65 cm). Estos tubos servirán como barra vertical para tu puerta de mascota. Corta dos o más piezas de PVC de una pulgada para que tengan aproximadamente 4 pulgadas (10 cm) menos que el ancho de la puerta, que servirán como barras horizontales de tu puerta de mascotas.

  3. 3

    Monta las cuatro piezas de PVC en forma rectangular, conectándolas con conectores de PVC en esquina en forma de T.

  4. 4

    Corta dos planchas de plástico o malla de alambre que tengan dimensiones ligeramente más pequeñas que la puerta para mascotas. Coloca la puerta en el suelo, en medio de dos de las planchas de malla de alambre y asegura ésta al marco utilizando atadores de cables. Coloca los aseguradores con un espaciado de entre 3 a 6 pulgadas (7,5 a 15 cm) entre cada uno.

  5. 5

    Desliza una varilla de cortina retractable tanto por la parte superior como inferior de la puerta, de modo que los extremos sobresalgan por los conectores en T. Utiliza un par de varillas de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) más largas que el ancho de la puerta que deseas bloquear de modo que se contraerán lo suficiente para mantener la puerta de mascotas en su lugar.

  6. 6

    Instala la puerta de mascotas sosteniéndola frente a la puerta, con un ángulo hacia adentro de modo que las varillas en un lado se contraigan contra la pared. Retráelas desde el otro extremo utilizando tus manos, y desliza la puerta de mascotas en la puerta. Libera las varillas, permitiendo que se extiendan y sostengan la puerta de mascotas en su lugar.

Consejos y advertencias

  • Si tu mascota es propensa a masticar, puede que el plástico o el alambre no sean una buena opción. En su lugar, prueba cosiendo tela para que envuelva toda la puerta, con aberturas en la parte superior e inferior de las varillas retractables. Esto puede que evite que el perro mastique la puerta, ya que tendrá menos aperturas en donde hincar sus dientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles