Cómo fijar una escalera en el hormigón

1
Ha sido de ayuda

Para que una escalera de madera esté segura, los largueros (placas de apoyo) deben fijarse de forma segura tanto al piso superior como al piso inferior. Cuando el piso inferior es de hormigón, necesitarás un sujetador especial para fijar la madera en el, a menos que ya haya sido incorporado para este propósito. Afortunadamente, hay muchos sujetadores de este tipo disponibles que pueden ser utilizados en los agujeros que taladraste previamente en el hormigón. El más seguro utiliza una funda de metal que se mete a presión en el agujero, mientras ajustas el tornillo.

stairs image by Horticulture from Fotolia.com

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Mide la distancia desde el borde exterior de un larguero hasta el borde exterior del otro y utiliza una sierra de mano para cortar un zócalo de esa longitud usando una madera tratada a presión de 2 por 4.

Paso 2

Creatas/Creatas/Getty Images

Marca la posición de los largueros en el rellano de concreto y coloca el zócalo sobre estas marcas. Usa un martillo de perforación y una broca para hacer dos agujeros de 1/2 pulgada (1,27 centímetros) a través del zócalo en el hormigón para insertar anclajes con manga de metal de 1/2 pulgada (1,27 centímetros). Haz los agujeros en el hormigón lo suficientemente profundos para que la parte superior de las mangas queden a ras de la superficie.

Paso 3

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Quita los tornillos de las mangas y mete las mismas en los agujeros en el hormigón. Coloca el zócalo en la posición y utiliza una llave para apretar las cabezas hexagonales de los pernos en las mangas, colocando el zócalo en el concreto.

Paso 4

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images

Corta las muescas de la parte delantera de los largueros con una sierra de mano para que se ajusten al zócalo. Coloca los largueros en su lugar y únelos al zócalo con los soportes en L y los tornillos de 1 1/4 pulgadas (3 centímetros).

Consejos y advertencias

  • Puedes utilizar un taladro común en lugar de un martillo perforador, pero si el concreto es muy duro, será muy lento. Asegúrate de mantener la punta de la broca fría sumergiéndola periódicamente en agua.
  • Si el concreto se parte mientras estás perforando y el agujero termina siendo demasiado ancho para la manga, rellénalo con mortero fresco después de haber colocado las mangas en posición.
  • No uses clavos de hormigón para fijar el zócalo. Estos son propensos a caerse, incluso cuando parecen ser seguros.

Referencias

Comentarios

Más reciente