Cómo quitar la alfombra pegada sobre piso de mosaico

Escrito por carlye jones | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar la alfombra pegada sobre piso de mosaico
Cómo quitar la alfombra pegada sobre el piso de mosaico. (Elvis Santana)

Raspado

La alfombra pegada se puede quitar el piso de mosaico raspándola suavemente, comenzando desde los bordes y trabajando hacia el centro. Dependiendo del tipo de mosaico y su durabilidad, tienes que ser cuidadoso de no dañarlo. Un raspador de madera o un trozo plano de madera, como un revolvedor de pintura, puede hacer el trabajo. Si el mosaico es una piedra duradera y puedes trabajar con cuidado, una hoja de afeitar funciona bien. Trabaja lenta y cuidadosamente, quitando las piezas con tus dedos a medida que se sueltan del mosaico. Quizás tengas que utilizar agua y jabón, o limpiador de ventana para quitar cualquier residuo remanente después de raspar.

Químicos

Algunos pisos de mosaico no se verán dañados por los removedores químicos, pero otros sí. Siempre prueba en un lugar escondido antes de utilizar un removedor químico. Si el mosaico lo puede resistir, puedes utilizar un producto comercialmente hecho, como Goof Off o Goo Gone, pero también puedes utilizar algo que ya tengas en tu casa, como la mitad de suavizante de telas con una mitad de agua rociado sobre la alfombra. También puedes utilizar alcohol de frotar, limpiador de ventanas o en casos donde sólo quedan los residuos pegajosos, mantequilla de maní. Asegúrate de limpiar completamente el mosaico con un jabón suave, o limpiador de mosaicos y agua después de utilizar cualquier químico.

Trabajo duro

Si tienes un mosaico delicado y rasparlo o utilizar químicos podría dañarlo, quizás sea necesario un trabajo duro para quitar la alfombra pegada. Comienza aflojándola lo más que puedas con tus dedos, comenzando desde los bordes y trabajando allí. Luego, sumerge un trapo en agua muy caliente y apóyalo en la alfombra. Deja que se asiente por varios minutos. Luego escurre el trapo y comienza a raspar hacia adelante y atrás con el trapo, quitando las pequeñas piezas con tus dedos a medida que se van aflojando. Cuando la mayoría de la alfombra se haya quitado y sólo queden residuos pegajosos, agrega al agua un poco de tu limpiador de mosaico o jabón que no dañe mosaicos, sumerge el trapo y comienza a raspar nuevamente. Sigue frotando y quitando las piezas flojas hasta que la alfombra y los residuos hayan desaparecido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles