Cómo quitar las arrugas de los zapatos de cuero

Escrito por lisa parris | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar las arrugas de los zapatos de cuero
Libres de arrugas, tus zapatos lucirán como nuevos. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

En los pasos finales del proceso de producción de calzado, el cuero caliente y húmedo se coloca en una horma. Allí se lo estira hasta que toda la elasticidad se haya ido y el cuero no se estire más. Luego se moldea y se seca formando un calzado durable y cómodo. Con el tiempo y el uso regular, incluso los zapatos de mayor calidad se arrugan, especialmente en al área alrededor de los dedos donde el pie se flexiona al caminar. Quitar las arrugas de tus zapatos puede ser un poco complicado, pero a menos que sean muy profundas, puede hacerse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Horma de madera para zapatos ajustable
  • Solución para estirar cuero (ver Recursos)
  • Plancha para el cabello o plancha de viaje
  • Betún para zapatos
  • Protector de cuero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca las hormas dentro de tus zapatos tan pronto como te los quitas. Éstas son más efectivas cuando se colocan en el calzado aún tibio luego de su uso. Ajusta las hormas para que quepan ajustadamente en el calzado, empujando el cuero y manteniéndolo tieso.

  2. 2

    Cubre los zapatos con una capa de líquido para estirar el cuero. Puedes comprarlo en Internet o en tiendas de arreglos de calzado.

  3. 3

    Enchufa una plancha para el cabello o plancha de viaje y deja que se caliente, hasta que esté suficientemente caliente como para que no puedas sostenerla con la mano. Para probarla, humedece tu dedo índice y toca rápidamente el metal. Si oyes un siseo, la plancha está caliente.

  4. 4

    Desenchufa la plancha. Coloca la punta contra la porción arrugada del calzado. Presiona suavemente contra la arruga para aplastar y suavizar el cuero.

  5. 5

    Vuelve a calentar la plancha cuando ésta se enfríe y repite el proceso tantas veces como sea necesario.

  6. 6

    Deja las hormas dentro de los zapatos y déjalos reposar por 24 horas.

  7. 7

    Aplica una capa fresca de betún para zapatos seguida de una capa de protector para cuero.

Consejos y advertencias

  • Deja las hormas dentro de los zapatos cuando no los estés usando.
  • Para un mejor resultado, compra hormas ajustables y asegúrate de que quepan bien en el calzado.
  • Si no tienes hormas, puedes colocar medias viejas o toallas de cocina dentro de los zapatos, empujando el cuero hacia afuera lo mejor que puedas.
  • Ten cuidado de no calentar demasiado la plancha, o puede quemar el cuero.
  • Asegúrate de limpiar la plancha cuidadosamente antes de usarla nuevamente, ya que probablemente tiene restos de betún para zapatos y fluido para estirar el cuero en la superficie. Mejor aún, reemplaza la plancha y usa la vieja sólo para cuidar de tu calzado.
  • No quites las hormas, a menos que vayas a colocarte los zapatos
  • Incluso en arrugas profundas, esta técnica funciona mejorando la apariencia general del calzado, aunque no pueda quitar las arrugas por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles