DESCUBRIR
×

Cómo achicar un zapato de gamuza

Actualizado 17 abril, 2017

La gamuza es un cuero flexible utilizado en una variedad de zapatos, como los de baile o de vestir, por su suavidad y comodidad. Sin embargo, la naturaleza delicada de la tela hace que sea susceptible al estiramiento, lo cual puede causar que sea incómodo utilizarlo. Aplicar agua cuidadosamente a la gamuza desde el interior puede achicar el zapato hasta medio talle. El proceso requiere secar el zapato sin calor y utilizar solo una pequeña cantidad de agua para asegurar que el exterior del zapato retenga su apariencia original.

Instrucciones

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images
  1. Humedece una esponja con agua y escurre un poco el exceso. La esponja debería estar mojada, pero no chorreando agua.

  2. Inserta la esponja en los zapatos y permite que se absorba por alrededor de cinco minutos. De manera alternativa, llena una tetera con agua y permite que hierva en el calentador. Sostén el zapato sobre el vapor por entre tres y cinco minutos.

  3. Coloca los zapatos en un lugar soleado en el exterior para que se sequen. No utilices calor para secar la gamuza porque dañará el material. Cepilla el exterior del zapato a lo largo del empeine para suavizar la gamuza. Aplica un acondicionador para cuero al zapato según las instrucciones del producto para ayudar a la gamuza a retener su humedad.

Advertencias

  • No utilices un secador de cabello o una secadora de prendas para achicar los zapatos ya que el calor arruinará el cuero.

Necesitarás

  • Esponja o tetera
  • Cepillo para zapatos
  • Acondicionador para gamuza